Con México en agenda, Alberto busca aliados en el frente externo

Por El economista

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, tendrá su segundo viaje al exterior como presidente eventual, luego de que las PASO lo colocara en una posición privilegiada para encarar las generales del 27 de octubre. Primero fueron España y Portugal, dos países con gobiernos progresistas, con los que pretende que sean el puente para llegar (política y comercialmente) al resto de los países de Europa. Y, ahora, México, gobernado por Andrés Manuel López Obrador, que significó un giro para el país luego de las últimas administraciones del PRI y del PAN.

Con el frente interior consolidándose en términos electorales, Alberto apunta a sumar aliados en el frente externo. Ayer, el exjefe de Gabinete estuvo en Córdoba para participar del homenaje al exgobernador, José Manuel De la Sota, en la Catedral de la ciudad capital y tuvo su foto con el actual mandatario Juan Schiaretti, que se mantiene prescindente respecto de las opciones presidenciales. El jueves 19 viajará al país del Norte y, a su regreso, visitará la provincia de Mendoza que ya ingresa en el final de la disputa por la gobernación entre la candidata del Frente, Anabel Fernández Sagasti, y el de Juntos por el Cambio, el radical Rodolfo Suárez.

Nueva gira

En el Frente de Todos apuntan a un encuentro mano a mano con López Obrador, cosa que todavía no está confirmada. Sí, que se encontrará con altos funcionarios de su gobierno y con empresarios. El dirigente mira con mucha atención la experiencia de Morena, el espacio que encabeza AMLO, y la relación con Estados Unidos, que ha tenido entendimientos y cortocircuitos en los diez meses de convivencia. El candidato ya adelantó que pretende tener una relación madura y estable con la potencia del Norte. La renegociación del país con el Fondo Monetario Internacional, debido al peso que tiene Estados Unidos en el organismo, estará entre los temas que preocupan.

Otra cuestión que atravesará el viaje a México será la situación en Venezuela. El gobierno de López Obrador ha tomado distancia de la postura de sus antecesores y de las decisiones al respecto del Grupo de Lima y se ubicó más en línea con la posición de Uruguay y el gobierno del Frente Amplio. Fernández considera que se puede avanzar en una contribución más productiva para superar la larga crisis en eVenezuela con una postura menos drástica respecto del gobierno de Nicolás Maduro, como la que sostienen Estados Unidos y el Grupo de Lima.

En el horizonte de giras posibles antes del 27 de octubre, Fernández podrían incluir un encuentro con los presidentes de Perú y de Bolivia, Martín Vizcarra y Evo Morales, respectivamente.

Reencuentro

Alberto llegó a Córdoba a media tarde, acompañado por el primer candidato a diputado nacional Sergio Massa, aliado político de De la Sota en 2015. Fue recibido por el presidente del bloque Justicialista Carlos Caserio. A ellos se sumaron el diputado nacional y presidente del PJ nacional José Luis Gioja, y el referente de La Cámpora, Eduardo Wado De Pedro. Juntos asistieron a la misa en la Catedral de Córdoba. En la primera fila estaba el gobernador Schiaretti, que acompañó a las hijas del gobernador fallecido, la legisladora Natalia De La Sota y la periodista Candelaria De La Sota, y a las nietas. Al ingresar Fernández ambos fueron al encuentro, en la foto política de la ceremonia religiosa. También estuvieron presentes el intendente de la ciudad capital, Ramón Mestre, el diputado nacional radical Mario Negri y el empresario Roberto Urquía, entre otros.

“Quisiéramos que Schiaretti acompañara y estuviera en la foto de los gobernadores, porque tarde o temprano la unidad del peronismo va a ser total”, sostuvo Caserio sobre las posibilidades de que el gobernador revea su neutralidad. El senador es uno de los más entusiastas con la posibilidad la confluencia. Córdoba es una de los dos distritos donde Juntos por el Cambio triunfó por sobre el Frente de Todos. El apoyo de Schiaretti puede ser clave para revertir la ecuación.

“No necesito a Schiretti, como no necesito a ningún gobernador. Necesito compañeros que me ayuden a construir una nueva Argentina. Por eso muchos gobernadores son tan importantes para mí, porque me están ayudando”, sostuvo Fernández en una entrevista que concedió ayer a La Voz del Interior.

Be the first to leave a reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *