El Día del Trabajador en plena pandemia

Fuente: La Capital

Por Alberto Botto – Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Rosario

El secretario general del gremio Luz y Fuerza envió un saludo fraternal a todos los trabajadores y trabajadoras.

Con motivo del Día del Trabajador, queremos enviar un fraternal saludo a todos los trabajadores, pero especialmente a todas nuestras compañeras y compañeros de Luz y Fuerza, que en esta cuarentena están prestando un servicio público esencial. Realmente están arriesgando su salud y muchas veces sus vidas para poder sostener ese servicio vital que tanto necesita la población.

Este ha sido un 1° de mayo distinto, en el que no pudimos conmemorar como estamos acostumbrados a hacerlo, con reuniones masivas y charlas. No por eso ha sido menos reflexivo o menos sentido, por el contrario, ya que esta pandemia está poniendo en riesgo millones de puestos de trabajo a nivel mundial.

También está poniendo en riesgo los derechos de trabajadores y trabajadoras y eso nos tiene que hacer reflexionar muy profundamente como dirigentes y como trabajadores y pensar cómo sorteamos esta situación.

Estamos completamente de acuerdo en que lo primero que hay que cuidar es la salud, pero después de la pandemia vendrá la reconstrucción económica y esta tarea no va a ser fácil y va a llevar mucho tiempo y esfuerzo. Tenemos que proteger por encima de cualquier otra cuestión las fuentes laborales. De hecho lo estamos haciendo.

El mejor homenaje que podemos brindar a nuestros trabajadores es preservarlos en su integridad y, en ese aspecto, cuidar la salud es determinante. En Luz y Fuerza hemos encarado una vacunación antigripal para todos los afiliados, algo que estimamos absolutamente necesario en estas circunstancias. Obviamente que además hay que cuidar el frente gremial, cuidar el salario y los puestos de trabajo.

La pandemia nos muestra que todo es un día a día y que no sabemos cuáles van a ser las consecuencias finales. Por eso hay que estar trabajando y atentos. A los compañeros y compañeras de Luz y Fuerza queremos decirles especialmente que tengan mucha confianza y mucha fe en la organización gremial.

El sindicato, como lo ha demostrado a lo largo de su historia, nunca va a estar ausente a la hora de defender los derechos de las compañeras y compañeros, y en ese sentido pueden estar absolutamente tranquilos; estamos trabajando para el resguardo de todos, porque si hay algo importante para nosotros es el capital sagrado de este gremio: sus trabajadores, jubilados y pensionados.

Por ellos trabajamos todos los días, ponemos nuestro esfuerzo y todos nuestros recursos.

Asimismo, quiero enviar a todos los trabajadores de la ciudad, de la provincia y del país en este día, a todos sin excepción, un especial saludo y el deseo de que este momento por el que atravesamos pase lo más pronto posible y que los efectos puedan ser superados rápidamente. Para ello, es necesario que todos estemos unidos y accionando para un fin común que es la vida digna de los trabajadores y sus familias.

Be the first to leave a reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *