Colectivos: paro complica viajes de trabajadores esenciales

– Fuente: La Capital –

Paro. Enfermeros, médicos, personal de limpieza y agentes de seguridad se las ingenian para llegar a sus trabajos. La huelga cumple hoy su cuarto día

 

 

La conjunción de la pandemia y el paro de colectivos, que hoy entra en su cuarto día, está generando esta semana más de un problema, sobre todo para los trabajadores de los rubros “esenciales” que quedaron de a pie y tuvieron que apelar a otros medios para llegar a sus empleos. Si bien en algunos casos los empleadores garantizaron el transporte, en otros, hubo que arreglarse. Enfermeras de hospitales, sanatorios y geriátricos; médicos; personal de limpieza de empresas y edificios y agentes de seguridad se contaron entre los más afectados.

   En los ámbitos hospitalarios, donde se debe garantizar un número determinado de trabajadores y muchos no tienen movilidad, se organizan los traslados.

Desde uno de los gremios que nuclea a los profesionales de la salud (Siprus) remarcaron que muchos se manejan en vehículos propios. Pero las mayores dificultades están en quienes trabajan en centros de salud barriales, más alejados, donde esos traslados no se garantizan y los equipos sanitarios deben organizar su modalidad para llegar a atender a los vecinos. Allí hacen “rondas” y se ofrece ayuda a los que no tienen vehículos, pero no faltan situaciones donde “deben poner plata de su bolsillo”.

En el caso de las enfermeras y el resto del personal de salud, se dan circunstancias similares. “Vengan como puedan”, es un poco la consigna que se escucha, y si bien hay efectores donde las administraciones ofrecen un reembolso del servicio de taxi con la presentación del comprobante del gasto, muchas de quienes cumplen esos servicios señalan que “no es tan fácil”.

>> Leer más: Colectivos de paro hacen duplicar los viajes en bicicleta

“Tomar un taxi de madrugada desde determinados barrios de la ciudad tampoco es sencillo y, además, hay que tener el dinero para pagarlo”, indicaron.

Limpieza y seguridad

“Somos seis chicas que vivimos en un barrio pegado a Pérez y que limpiamos edificios. El primer día del paro de ómnibus, como no teníamos certezas sobre el pago del remís, no pudimos cubrir las tareas, porque ida y vuelta nos cuesta 500 pesos y no podemos prescindir de ese dinero en el día, pero el segundo día ya nos juntamos de a tres y el patrón nos dio el dinero en el acto”, dijo Eleonora, una portera que limpia por día tres edificios céntricos.

   Los periodistas que ingresan a trabajar de madrugada también se quedaron sólo con la posibilidad de caminar este lunes. “Vivo a más de 20 cuadras, era caminar, pagar 300 pesos de taxi o quedarme a dormir en un lugar a mitad de camino y con todos los resguardos del caso para cumplir la tarea diaria”, dijo un trabajador de una página web.

El dueño de una empresa de seguridad con 50 empleados aseguró que el trabajo les cayó a la mitad y reconoció que a algunos empleadores “no les cae bien pagar el transporte ante la falta de colectivos”, pero de no hacerlo admitió que la crisis del rubro sería “terminal”.

Remarcó que un 27% de sus empleados no pudo trabajar durante la cuarentena. “O son parte de un grupo de riesgo o tuvieron dengue. “Algunos patrones han resuelto el traslado implementando camionetas y buscando y llevando empleados escalonadamente”, dijo.

Muchos de los trabajadores nucleados en ATE Rosario, entre los que se cuentan enfermeras, auxiliares escolares que atienden la asistencia alimentaria y agentes de las áreas de Niñez y Desarrollo Social, encontraron dificultades para trasladarse en las últimas horas.

La secretaria General del gremio, Lorena Almirón, indicó que “muchos intentan usar lo menos posible el colectivo”, pero admitió que “son varios los que no cuentan con otro modo para cubrir largas distancias”.

En tal sentido, recordó que en el marco de la pandemia se elevó a la Intendencia y al gobierno provincial el pedido de que los servicios esenciales pudieran acceder gratis al transporte público, una solicitud que aún no tuvo respuesta.

Be the first to leave a reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *