noviembre 29, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Refuerzan controles para evitar reuniones por el Día del Amigo

Buscan evitar fiestas clandestinas que se organicen en casas particulares y los encuentros en espacios públicos.

 

Fuente: La Capital

La Municipalidad reforzará desde hoy los controles para evitar que los festejos en la previa por el Día del Amigo pongan en jaque las medidas de distanciamiento social necesarias para prevenir contagios de Covid-19. Con la tradicional celebración pospuesta en los locales gastronómicos, el principal objetivo serán las reuniones o fiestas clandestinas que puedan desarrollarse en casas particulares y los encuentros en espacios públicos.

De los operativos participarán unos 120 agentes del municipio, entre inspectores de la Secretaría de Control y Convivencia y fiscalización del Transporte municipal; además de personal del Ministerio de Seguridad y del Ministerio Público de la Acusación, y el equipo especial creado para desarticular las reuniones de más de 10 participantes, ya sean fiestas, celebraciones o cualquier tipo de encuentros sociales que transgredan las normas establecidas para detener la propagación del Covid-19.

El Día del Amigo es un festejo con gran historia en la ciudad y una fecha ideal para reuniones, fiestas y celebraciones. La fecha es una fija para boliches y locales gastronómicos que ofrecen promociones y beneficios especiales. Sin embargo, este año el municipio y la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica (Aehgar) acordaron formalmente la suspensión por la crisis sanitaria.

Por eso, la preocupación del municipio es lo que pueda pasar este fin de semana, ya que el lunes 20 es el Día del Amigo y se esperan muchos festejos en casas de familia, al aire libre o en espacios no habilitados para funcionar durante este fin de semana.

Desde la secretaría de Control y Convivencia del municipio, confirmaron que a partir de esta noche “se reforzará el personal que participará de los mismos esquemas de control que se pusieron en marcha el fin de semana pasado”.

La atención estará puesta en las reuniones o fiestas clandestinas, el control de horario de cierre, capacidad y protocolos de comercios gastronómicos y el control de reuniones en la zona de parques, sobre todo en el Scalabrini Ortiz y en la costanera norte. Así como controles vehiculares y en centros comerciales.

Antifiestas

La unidad creada por inspectores municipales, agentes de la policía provincial y personal de fiscalía, que se ganó el nombre de “brigada antifiestas”, se puso en marcha el fin de semana pasado para intervenir en aquellas situaciones en que se reciban denuncias de ruidos molestos fuera del horario permitido por los protocolos vigentes.

Entre el sábado y domingo pasados, los agentes desbarataron tres fiestas clandestinas, en las que se detuvo a 85 personas, y clausuró un bar y dos locales comerciales que violaron el protocolo.

Este nuevo grupo de trabajo tendrá a su cargo ahora la previa del tradicional festejo.

Al ritmo del Covid

Si bien desde el municipio no adelantaron a que fecha se postergará el festejo, muchos apuntaron a septiembre, cuando se espera que la curva de contagios de Covid-19 en Rosario y la provincia este controlada.

Desde la Aehgar anunciaron que la actividad del próximo lunes “se sostendrá como un día de trabajo normal desde la vuelta de la actividad en el contexto del distanciamiento social”, lo que significa que “no se promocionará como en años anteriores”.

A través de un comunicado indicaron que continuarán controlando “estrictamente cada aspecto del protocolo” y que el lunes trabajarán solamente “con reserva previa, manteniendo el máximo de seis comensales por mesa y fraccionando la demanda”. También alentaron a los clientes “a que tengan en consideración distribuir la asistencia a los establecimientos en distintos momentos del día: desayuno, almuerzo, merienda o cena” y que aprovechen “la variedad de bares abiertos y repartidos en distintas zonas de la ciudad”.

La última vez que hubo que postergar el Día del Amigo fue en 2009, cuando el país vivía la pandemia de la gripe A y los festejos fueron trasladados al 20 de agosto. Algunos rosarinos decidieron salir a celebrarlo igual, pero la gran mayoría hicieron sus reuniones otros días y no hubo aglomeraciones en bares y restaurantes.

 

Puede que te hayas perdido