octubre 24, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Verano Covid: ya preparan playas con círculos y piletas al 50% de su capacidad

 

 

Evalúan marcar la arena con caños de PVC y que las colonias funcionen con pequeños grupos burbuja en caso de que bajen los contagios

 

Por La Capital

Rosario se prepara para un verano 2021 diferente, con una reconfiguración de las formas en las que se disfruta el ocio. Playas con círculos demarcados con caños de plástico, piletas al 50 por ciento de capacidad y colonias con pequeños grupos de chicos y docentes son algunas de las posibilidades que se vislumbran si llegan a bajar los casos para cuando llegue el calor.

Es que muchos ya comienzan a pensar en lo que será una temporada atípica, en línea con el año en que llegó la pandemia, con rebrotes y restricciones que complican planificar vacaciones en el exterior, y controles y requisitos que quizás limiten hasta los viajes a la costa atlántica argentina. En este marco, quien no quiera pasar la temporada estival encerrado entre cuatro paredes, comenzará a mirar con cariño los balnearios rosarinos, que seguramente reciban un aluvión de gente si la situación sanitaria lo permite.

Por eso, y para ir ganando tiempo, Rosario ya comienza a ver cómo adaptar espacios y actividades a esta nueva normalidad con distanciamiento social, uso de barbijo e higiene de manos, que según los especialistas no podrán relajarse hasta la llegada de la vacuna. La idea es estudiar las experiencias de países del hemisferio norte que ya han atravesado el verano para ver qué funciono y qué no, y elaborar así protocolos con alternativas y estrategias que, en caso de que los contagios bajen en los próximos meses, permitan a las personas esparcirse sin elevar el nivel de riesgo.

El secretario de Deporte y Turismo, Adrián Ghiglione, dijo a La Capital que una de las alternativas que se analizan es repetir el esquema de círculos de los parques en las playas de La Florida y la Rambla Catalunya, pero en lugar de demarcarlos con pintura, usando caños de PVC o una cuadrícula de estacas, y con grupos más chicos, de 4 personas. Otra medida es implementar en estas zonas cortes de tránsito para brindar más espacio a las personas para caminar y evitar las aglomeraciones.

“Este año nos favorece la bajante porque vamos a tener más playa. La Florida es más fácil porque tiene una estructura de control en el ingreso. Pero la Rambla tiene 900 metros de entrada, y como espacio público es más difícil”, indicó el funcionario. Sin embargo, destacó la experiencia adquirida del comportamiento de la población en los parques, y reveló que como muchos guardavidas hacen temporada en Europa, están en contacto permanente para recibir sus experiencias.

A la mitad    

En este marco, adelantó que estudian también limitar el factor ocupacional en las nueve piletas públicas al 50 por ciento para asegurar el distanciamiento social. En la temporada 2019/2020, estos espacios tuvieron unos 250.000 ingresos, por lo que tendrán en cuenta la cantidad de personas según la superficie por metro cuadrado de agua y de lugares comunes, donde estiman que el público pasa el 60 por ciento del tiempo. El aforo será fijo y con entrada sacada previamente, lo que evitará las colas. Además, el trámite podrá realizarse de modo online e implementarán formas de pago digitales.

Desde el municipio consideran que dadas las características y las vías de transmisión conocidas de esta enfermedad, en el caso de las piscinas que son espacios abiertos al aire libre, un buen funcionamiento, mantenimiento y desinfección adecuada bastaría para inactivar el virus. Esto implica que el principal riesgo de las piletas no es el agua, que está clorada, sino las zonas de estancia, recreativas y de uso común. Los vestuarios estarían restringidos y las duchas permanecerían cerradas.

“Vamos a ver en los primeros días de diciembre, ya que en la segunda quincena siempre empiezan las actividades. Aprovecharemos la experiencia de los tres meses que estuvieron abiertas las actividades deportivas en clubes y gimnasios para adelantarnos a los distintos escenarios que puede haber. Ya tuvimos 10 piletas abiertas en la ciudad por poco más de un mes y ninguna tuvo contagios”, detalló el secretario de Deporte.

Pero además, todos los veranos, la administración local pone en funcionamiento 33 colonias de vacaciones y actividades acuáticas. El año pasado se registraron 14.977 inscripciones para esta oferta, quedando 2.177 usuarios en lista de espera entre ambas propuestas. Una de las ideas es que los niños se distribuyan en burbujas de 10 por cada profesor (antes eran 25), de modo de garantizar grupos pequeños que no se frecuenten entre sí, con materiales didácticos y espacios personalizados que respeten el distanciamiento y disminuyan el riesgo de contagio.

Los protocolos se están preparando, pero todo dependerá del panorama del momento. La situación epidemiológica seguramente provoque modificaciones, aperturas o cierres, tal como está ocurriendo ahora. Nada indica que la pandemia vaya a terminar en el verano, por lo que las decisiones más finas se tomarán sobre la fecha. Pero sí es importante ir pensando en lo que viene, en qué cosas se pueden hacer, pero por sobre todas las cosas: cómo se pueden hacer.