Newell’s protagonizó otro multitudinario banderazo en la previa al clásico

Por La Capital

Miles de hinchas rojinegros colmaron el Coloso “Marcelo Bielsa” para tributarle su apoyo incondicional a los jugadores en la previa al partido más importante del semestre.

En la previa de cada clásico, el pueblo de Newell’s tiene en el banderazo una ceremonia tradicional para celebrar un encuentro con sus jugadores en el Coloso Marcelo Bielsa. Una comunión entre hinchas y futbolistas que se convirtió en ritual, donde el sentimiento compartido se potencia de cara a un partido trascendental.

Hoy, como siempre sucede en la víspera del partido de la ciudad, miles de rojinegros colmaron las tribunas de su estadio para recibir al plantel y cuerpo técnico con el objetivo de tributarle su respaldo, como así la demostración de fidelidad.

La reiteración de este hecho multitudinario motivó que el banderazo ya sea una característica más del clásico rosarino.

Por eso hoy, en el anochecer, los rojinegros reivindicaron la reunión para mostrar su orgullo de pertenencia junto a los futbolistas.

Familias enteras confluyeron desde temprano a las plateas y tribunas del Coloso.

Los futbolistas a las 19.20 comenzaron a recorrer el perímetro del campo de juego para saludar a los hinchas distribuidos entre la popular y las plateas.

Ataviados con equipos deportivos negros con vivos rojos, los jugadores, acompañados con muchos niños, se detuvieron frente al arco para saludar a los hinchas que colmaron la popular oficial.

La recorrida del plantel fue flanqueada por allegados que hacían flamear enormes banderas rojinegras, al compás de los cánticos del público.

El punto culminante se produjo con una artillería de fuegos artificiales que surcaron el cielo de la noche sobre el Coloso, al tiempo que los hinchas iluminaban con sus teléfonos móviles.

Newell’s tuvo otro banderazo multitudinario, fiel a una costumbre que hizo de este acto un ritual folclórico lleno de pasión.

Be the first to leave a reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *