Categoría: Economía

Balance cambiario del BCRA: en agosto las reservas cayeron US$ 13.799

Por El Economista

Según el informe Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario de agosto difundido hoy por el BCRA, las reservas brutas finalizaron el mes pasado en un stock de US$ 54.100 millones. Los movimientos que explicaron en gran parte la baja de US$ 13.799 con respecto al mes anterior fueron los pagos netos de deuda en moneda extranjera del Tesoro Nacional por US$ 5.374 millones, el descenso de los depósitos en moneda extranjera de las entidades en el BCRA por unos US$ 4.800 millones (asociada a la caída de los depósitos en dólares en entidades) y las ventas de dólares del organismo regulador.

“Durante el mes de agosto, se observó un comportamiento heterogéneo en el mercado de cambios. Hasta el viernes 9, las ventas por subastas diarias por US$ 60 millones del Tesoro fondeaban las compras netas de entidades y sus clientes. Luego de las elecciones PASO, la demanda neta privada de moneda extranjera más que se duplicó y el BCRA intervino con ventas en el mercado spot por primera vez desde el lanzamiento del esquema cambiario en octubre de 2018”, explicaron fuentes del Ministerio de Hacienda sobre los resultados del balance.

Los clientes de entidades compraron en el mercado de cambios US$ 2.525 millones y el conjunto de entidades autorizadas a operar adquirió US$ 620 millones durante el mes. Estas operaciones fueron fondeadas con las ventas netas del Tesoro Nacional por US$ 1.076 millones y las intervenciones del BCRA por US$ 2.069 millones.

También fue heterogéneo el comportamiento de los depósitos privados en moneda extranjera durante el mes de agosto. El aumento inicial de unos US$ 300 millones hasta el 9 de agosto fue revertido por la caída de US$ 5.900 millones durante el resto del mes, tanto por transferencias al exterior como por extracciones de efectivo.

Según el informe, las empresas del sector real fueron vendedoras netas de moneda extranjera por US$ 477 millones.

Dentro de ese grupo, el principal sector con oferta neta en términos históricos, “Oleaginosas y cereales”, tuvo ventas por US$ 2.185 millones, registrando un aumento de 22% con respecto a igual mes de 2018.

Las empresas del “Sector Real No Oleaginosas y Cereales” realizaron compras netas por US$ 1.708 millones, principalmente para pagos de importaciones de bienes y servicios y constitución de depósitos locales y en el exterior.

Las “Personas humanas”, que básicamente demandan moneda extranjera para atesoramiento y viajes al exterior, compraron de forma neta US$ 1.873 millones (US$ 1.516 millones por billetes y US$ 356 millones por el resto de sus operaciones), monto que mostró un descenso de 9% respecto a las compras por US$ 2.053 millones de agosto de 2018.

La cantidad de individuos que compró billetes a través del mercado de cambios en agosto totalizó 1.300.000, disminuyendo 16% con respecto a julio. El 97% de esta cantidad compró menos de US$ 10.000 cada persona, mientras que 32.000 individuos compraron más de US$ 10.000 cada uno.

Los “Inversores institucionales y otros”, tanto residentes como no residentes, efectuaron compras netas en el mes por US$ 900 millones, resultado que evidenció un descenso de US$ 720 millones con respecto a igual mes del año previo.

Adicionalmente a las compras en el mercado spot, las entidades autorizadas a operar en cambios efectuaron ventas netas a término en moneda extranjera por US$ 317 millones.

El Tesoro Nacional realizó pagos de capital e intereses de deuda por US$ 5.374 millones, destacándose las erogaciones para la cancelación de un pase realizado con un conjunto de entidades por US$ 3.500 millones y de LETES por US$ 1.350 millones, y para los pagos a Organismos Internacionales por US$ 155 millones.

Por otro lado, registró ingresos de deuda por US$ 170 millones, de los cuales US$ 95 millones correspondieron a emisiones de LETES y US$ 75 millones a Organismos Internacionales.

Como consecuencia de los mencionados movimientos, las reservas internacionales brutas finalizaron agosto en un stock de US$ 54.100 millones.

 

Según la OCDE, el crecimiento global en 2019 será de 2,9%

Por El Economista

La OCDE se sumó a las instituciones que están corrigiendo a la baja sus pronósticos de crecimiento global para este año y el próximo. Describe al escenario mundial como frágil e incierto en el marco de crecientes conflictos comerciales y temas no resueltos como el Brexit. Según la institución que tiene sede en París, la expansión sería de 2,9% en 2019 y de 3,0% en 2020 mientras que en su informe de mayo proyectaba 3,2% y 3,4% respectivamente. El de este año, sería el de menor crecimiento desde 2009 y según los funcionarios de la OCDE, preocupa que la economía mundial quede atrapada en una dinámica de una expansión acotada y que cueste salir de ella.

Casi todos los países del G 20 crecerán menos de lo previsto en mayo, en particular los que están más expuestos al comercio mundial. La corrección a la baja fue generalizada.

El PIB de Estados Unidos subiría 2,4% este año mientras que el de la zona euro lo haría sólo el 1,1% mientras que en 2020 se esperan alzas de 2% y 1% respectivamente y eso es lo que explica la diferencia de las tasa de interés entre ambas economías que tanto debate genera en estos días. En la zona euro, Alemania tuvo la mayor corrección a la baja – se estima que crecerá 0,5%- porque depende mucho de sus exportaciones que están amenazadas por eventuales sanciones comerciales de Estados Unidos y la desaceleración de la economía china. Según la OCDE, el PIB China crecería 6,1% este año y por lo tanto cumpliría con el objetivo del gobierno que se ubica entre 6%y 6,5%, pero en 2020 la expansión sería de 5,7%.

Entre los países que analiza la OCDE, solo dos tendrán una contracción económica este año, Argentina y Turquía, pero en 2020 nos quedaremos solos en esa lista. Se pronostica que el PIB argentino retroceda 2,7% este año y 1,8% el que viene, con el agravante en ese caso, de ser el país con la mayor corrección a la baja con relación a los pronósticos de mayo cuando todavía se suponía que podía registrarse un crecimiento en 2020.

A su vez, Brasil, seguirá mostrando enormes dificultades para volver a crecer a tasas altas dado que se pronostica que el PIB subirá 0,8% en 2019 y 1,7% en 2020. Por su parte, México, crecería 0,5% este año y 1,5% el próximo, por lo que queda claro que una fuerte expansión de sus economías es una tarea pendiente para los principales países de la región.

Para recuperar niveles de crecimiento más altos, la OCDE sugiere que los países aprovechen esta etapa de tasas de interés bajas pero que la complementen con políticas fiscales más expansivas y reformas estructurales.

 

 

La industria, con todos sus números en rojo

Por El Economista

En julio, la actividad industrial se contrajo 6,1% interanual, acumulando una contracción de 7,6% en el 2019, según el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Si bien en la medición desestacionalizada la actividad subió 0,3% mensual, cerca del 60% de los rubros industriales presentó caída interanual en sus niveles de actividad, principalmente la industria automotriz (47,8%).

El resto de los sectores se contrajo de manera más moderada. La industria de metales básicos cayó 8,5% interanual mientras que la metalúrgica disminuyó 7,7%. Por su parte, la producción de papel y cartón se contrajo 5,1%, mientras que la actividad de edición e impresión lo hizo 3,5%, aunque con heterogeneidad al interior del sector.

La producción de minerales no metálicos tuvo una caída menos pronunciada (de 2,6%). En el caso de sustancias y productos químicos, la contracción también fue moderada (2,2%). Dentro de este sector, hubo un buen desempeño de agroquímicos y fertilizantes aunque las ventas en el sector farmacéutico bajaron 6,3% interanual.

Los sectores que amortiguaron la caída del indicador fueron la refinación de petróleo (6,7%), la producción de alimentos y bebidas (6,1%) – traccionada por la molienda de oleaginosas, que se expandió 3,1%–, productos del tabaco (2,9%) y el sector textil (1,7%).

En cuanto al comercio exterior, en julio las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) cayeron 17,8% tanto por menores precios (6,1%) como cantidades (12,5%). Las mayores caídas fueron en químicos y conexos (14,7%), seguido de materias plásticas (14,3%) y material de transporte terrestre (7,4%). En cambio, registraron subas las exportaciones de papel, cartón, imprenta y publicaciones (2,1%) y de caucho (9,4%).

En relación al comercio con Brasil, las exportaciones MOI se contrajeron un 17,5% interanual. Esto se vincula a los niveles de actividad. De acuerdo al relevamiento del Banco Central de Brasil, se espera un crecimiento del PIB en 2019 (0,9%) y una caída de la actividad industrial manufacturera del – 0,3%.

Vinculada a la caída de la actividad industrial local, la importación de bienes de capital se contrajo 25,3%, junto con la de sus piezas y accesorios (4,6%) y bienes intermedios (8,3%). La contracción de la actividad también se refleja en la menor utilización de la capacidad instalada (58,7% en julio).

En el plano laboral, el empleo registrado en la industria cayó 0,2% desestacionalizada con respecto al mes anterior (1.817 menos puestos de trabajo) y ya son diecinueve los meses consecutivos de caída. En términos interanuales, la industria registró 62.748 trabajadores formales menos (5,4%).

Respecto al financiamiento, las elevadas tasas de interés siguen afectando la producción. La tasa de Adelantos en Cuenta Corriente subió 1.460 puntos básicos en agosto y se ubicó en un promedio de 77,2%, alcanzando incluso valores más altos sobre fin del mes pasado (88,2%).

La incertidumbre financiera del último mes agravó la débil dinámica de la industria manufacturera local, producto del salto del tipo de cambio en casi 35% y de la suba de tasas de interés a niveles superiores al 80%.

“Los sectores industriales que parecían haber encontrado un piso a su caída en los niveles de actividad productiva se verán afectados en los próximos meses por la coyuntura macroeconómica aún más complicada en términos de demanda y acceso al financiamiento”, planteó la gremial empresaria.

La planta de General Motors en Alvear reabre con suspensiones rotativas

Por Rosario3

Después de un parate técnico de dos semanas, la fábrica vuelve a operar este lunes pero con un esquema de emergencia. Es porque las ventas cayeron un 50%

Por la crisis económica que se siente con intensidad en el sector automotriz, la planta de General Motors en Alvear inicia este lunes un sistema de emergencia con suspensiones rotativas.

La fábrica estuvo dos semanas cerradas por un anunciado “parate técnico” y deste este 16 de septiembre y hasta febrero de 2020 funcionará con 355 suspensiones rotativas.

Los trabajadores en esa condición cobrarán un 70 por ciento de sus salarios habituales, según el plan consensuado entre la empresa y los titulares del sindicato Smata.

“El acuerdo es para que no haya despidos. La producción bajó a 18 autos por hora. La caída de ventas alcanza el 50%. Tienen más de 20 mil autos en la playa. La situación es muy dificil”, reconoció Marcelo Barros, secretario general de Smata Rosario.

Las medidas, añadió el dirigente, “no ponen en riesgo el plan de inversión que la compañía viene ejecutando y que tiene como objetivo la producción de un vehículo de alto valor agregado durante 2021″.

 

Caamaño, sobre la inflación: “Lo peor está por venir”

Por El Economista

El economista Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, advirtió este viernes en CNN Radio que en materia inflacionaria “lo peor está por venir” tras el índice de 4 % en agosto y afirmó que el sistema bancario “dio señales de que se bancó la salida de depósitos”.

“El dato de la inflación está dentro de la esperado, hasta un poquito abajo. Se notó que la devaluación agarró la última cola de la medición. También algunas medidas del Gobierno ayudaron a amortiguar el impacto”, sostuvo Caamaño en diálogo con Café con Pepe.

En ese sentido, mencionó a la quita del IVA a productos de la canasta básica y “la más significativa”: el congelamiento de combustibles.

Caamaño alertó: “Lo peor está por venir todavía. Este 4% que ya es muy malo no es de lo peor. Lo peor lo vamos a tener el mes que viene”.

Por otra parte, Caamaño dijo que “la salida de depósitos fue frenándose progresivamente” y precisó que tras “el pico de US$ 1.000 millones de retiros diarios empezó a bajar”. “Los números siguen siendo malos. Implica que ahorristas siguen sacando dinero de los bancos, pero son más manejables“, indicó.

Al respecto, afirmó que “el sistema dió señales de haberse bancado la salida de US$ 10.000 millones, lo que significa un poco más de un cuarto del stock total”. “Gracias a Dios lo soportó”, concluyó.

Los bonos se derrumbaron por más controles y por temores sobre el FMI

Por La Capital

Influyeron las dudas sobre el desembolso del organismo y las restricciones en el mercado cambiario.

La incertidumbre financiera de estos días se transformó ayer en una fuerte venta de bonos argentinos por parte de los inversores. En momentos de mayores restricciones en el mercado de cambios, que buscan limitar las operaciones de arbitraje para hacerse de dólares, los principales títulos nominados en moneda dura se derrumbaron hasta 10,5 por ciento. La falta de avances en el plan de reperfilamiento de bonos, las dudas sobre el desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los inconvenientes para en el pago al exterior de vencimientos de deuda privada, influyeron en el derrumbe.

Si bien la Bolsa porteña subió 3,51 por ciento, en la semana tanto acciones como bonos cerraron con un balance negativo. En parte fuer por las nuevas regulaciones que le pusieron un freno al “rulo”, una acción de compra de bonos en dólares que liquidada en el día daba ganancias del 7 por ciento en pesos y que impulsó la liquidación de inversores alojados en títulos locales.

También pesa la posibilidad de que el FMI pida un acuerdo político entre Mauricio Macri y Alberto Fernández como condición para ejecutar su desembolso de 5.400 millones de dólares, previstos para septiembre.

A pesar de las turbulencias que se registran en el mercado financiero y en la economía en general, desde el gobierno nacional aseguran que no se necesita el giro en forma inmediata. “Con las medidas cambiarias y financieras que tomamos, no hay una necesidad inmediata”, indicaron fuentes del Ministerio de Hacienda. Al mismo tiempo, recordaron que “el último desembolso se demoró un mes”.

Los operadores de la plaza local destacaron que este escenario en materia de tipo de cambio impactó en acciones, pero principalmente afectó a los bonos. Entre los más operados, se destacaron las bajas del Bonar 2024 (-10,5 por ciento), del Bonar 2020 (-7,5 por ciento); y del Discount bajo ley local (-7 por ciento). En la semana, estos títulos sufrieron caídas de entre 5 por ciento y 8 por ciento.

“Los bonos cayeron fuerte en la semana producto de las regulaciones cambiarias y también por la casi confirmación de que no van a llegar los u$s 5.400 millones del FMI y adicionalmente porque hay un rumor de que la Argentina volvería a ser mercado de frontera, saliendo de emergente por el control de capitales”, puntualizó Martínez Burzaco.

Lo más negativo de la rueda quedó para el Bonar 2024 (AY24D) que perdió 10,47 por ciento y para el Bonar 2020 (AO20D) que bajó 7,51 por ciento. “Los más expuestos a una probable reestructuración de deuda”, aportó Eduardo Fernández de Rava Bursátil.

“Las acciones sufrieron un poco menos por el efecto de la suba del dólar, lo que explica la diferencia de precios entre los valores de acciones en Argentina subiendo mientras que en los Estados Unidos bajaron”, explicó Buteler.

En la rueda las acciones líderes subieron 3,51 por ciento y quedó en 30.136,28 puntos. Los papeles que lideraron las ganancias fueron Comercial del Plata con 13,04 por ciento; Banco Macro 6,40 por ciento; Edenor 6,32 por ciento, Cablevisión Holding 6,26 por ciento y Ternium avanzó 6,14 por ciento.

Por el contrario, a la baja concluyeron los papeles financieros, liderados por Byma con un descenso de 0,68 por ciento; Banco Galicia 0,25 por ciento y Banco Supervielle 0,12 por ciento.

La mayoría de los ADR argentinos que cotizan en Wall Street terminaron el día con fuertes retrocesos, como fue el caso de Grupo Galicia y Grupo Supervielle que cayeron en ambos casos, 5,5 por ciento, seguidos por el Grupo Irsa que perdió 5,4 por ciento.

Sobre la tendencia de los últimos días, el analista Christian Buteler dijo que “fue una semana que bailó al ritmo del dólar, con el cepo, el rulo y todos los derivados que nos trajo”.

“A mayor restricción se empezaron a ampliar las brechas con el dólar MEP y el contado con liquidación han pegado un salto importante. Las restricciones generan mayor desconfianza y los inversores salen a como dé lugar”, agregó Buteler.

La producción local de televisores cayó 71% en el primer semestre

Por La Capital

Las fábricas de Tierra del Fuego también registraron bajas en la producción de smartphones y equipos de aire acondicionado.

La Asociación de Fabricantes de Terminales Electrónicas (Afarte) que concentra a productores instalados en Tierra del Fuego anunció una caída de la producción en el primer semestre y prevén un resultado aún en negativo para la segunda mitad del año. La producción y venta de celulares, televisores y aires acondicionados cayó un 71% en comparación con 2018, se indicó.

Lejos de los 10 millones de unidades que se vendieron en el año 2017, los celulares registraron una caída del 23% en el primer semestre del año en la fabricación de equipos y del 24% en la venta de dispositivos. Entre enero y junio se comercializaron 3,5 millones de celulares en el mercado, 1,1 millón menos de unidades que en el 2018 (4,6 millones de celulares).

El 58% de los smartphones vendidos correspondieron a la gama baja y 40% a la gama media, indicaron.

El mercado de televisores, por su parte, presentó en el primer semestre una fuerte caída en la producción (71%) y una baja del 65% en las ventas. Parte de la caída responde a la comparación con el año 2018, que como año de Copa del Mundo, tiene una mejor venta de este tipo de pantallas.

En el caso de los aire acondicionados, la caída de la producción fue del 37%, con una variación positiva en el consumo (una suba del 16%, en el primer semestre del año).

“En el primer semestre la industria electrónica presentó una caída en la fabricación de todos los productos, tal como estimamos al inicio del año“, indicó el titular de Afarte, Federico Hellemeyer, al tiempo que agregó que “es fundamental mantener las líneas de crédito al consumo del Ahora 12. Sin ellas, sería muy difícil dinamizar la venta de durables”.

El directivo aclaró que “la producción y el consumo mostraron ciertos signos de recuperación en el segundo trimestre, con desaceleración de las caídas”, aunque “es probable que la inestabilidad cambiaria del último mes afecte la capacidad de compra de los consumidores”.

Los celulares registraron una “incipiente mejora” en el segundo trimestre del año, con “la aparición de planes de financiación al consumo, una tendencia a la baja de la inflación y relativa estabilidad del tipo de cambio en los meses de mayo y junio”, destacó Hellemeyer.

“En la apertura mensual del semestre, a nivel producción se observó un leve recorte de la caída en los últimos meses y podría intuirse un cambio de tendencia impulsado por el repunte del consumo en cuotas”, situación que según el mismo informe “aún no se reflejó en los datos de consumo”.

El estudio sobre los acondicionadores de aire se observo una caída del 37% en el primer semestre, si bien el comportamiento de este producto es muy estacional, en general el 70% de las ventas se concentra en la segunda mitad del año, en 2018 la baja del consumo del último trimestre fue del orden del 30%, lo cual podría explicar las variaciones interanuales positivas en las ventas de los primeros meses de 2019, explicó la entidad.

En este segmento, en el primer semestre hubo un crecimiento del 24% interanual en la venta final de los acondicionadores frío/calor y una caída del 26% en los aparatos sólo frío.

Por el lado de los televisores, la entidad empresaria señaló que también presentó en el primer semestre una fuerte caída en la producción (-71%) y una baja del 65% en las ventas. La caída en este caso, se vio afectada en comparación al 2018 que fue un año con Mundial de Fútbol, en su momento se había incrementado hasta un 70%.

Precios Cuidados sigue hasta enero: la nueva lista llega con 533 productos y suba de 4,66%

Por Rosario3

Entre los artículos hay yogures con cereales, legumbres, galletas de arroz, alimentos y productos de higiene personal. Además, se anunciaron reducciones de precios en una marca de leche y dos de arroz. Los detalles

El gobierno y las empresas renovaron este martes el programa Precios Cuidados con aumentos de 4,66 por ciento respecto de mayo pasado, informó el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner.

El nuevo acuerdo se extenderá hasta el mes de enero e incluye en la lista 533 productos entre yogures con cereales, legumbres, galletas de arroz, alimentos y productos de higiene personal.

El sábado pasado venció el acuerdo de Precios Cuidados, que se había firmado en mayo.

Simultáneamente, continuará también en vigencia hasta octubre el plan “Precios Esenciales“, que consta de 64 productos.

En esta lista puntualmente se anunció una reducción de precios en la leche marca Apóstoles pasa de $45 a $39,90; en el arroz largo fino también marca Apóstoles que pasa de $38,12 a $35,90; y el arroz parboil de la misma marca de $45,90 a $44.

La lista completa de productos, precios y zonas del país donde se pueden conseguir se puede consultar en el sitio web oficial del programa.