Newell’s disfruta su primavera: ganó, pegó un salto en los promedios y se anima a soñar

Por Rosario3

La Lepra se sacó de encima a un rival directo como Aldosivi, mantiene su puntaje ideal en el Coloso y dejó a seis equipos debajo en la tabla de promedios. Fue 2 a 0 con goles de Cacciabue y Julián Fernández. El triunfo fue justo y en el Parque todo es ilusión: con un partido menos, está a cuatro del puntero Boca, al que visitará el próximo sábado.

En Newell’s, con la llegada de la primavera florecieron nuevos sueños. Porque al calor de los buenos resultados que el equipo de Frank Kudelka obtiene en condición de local (ganó los cuatro que jugó), el universo leproso se anima a soñar: tras este 2 a 0 a un rival directo como Aldosivi, dejó a seis adversarios debajo en la tabla de promedios (podrían ser siete si pierde Colón) y se puso a 4 unidades del líder Boca con un partido pendiente. Muchos motivos para sonreír.

La Lepra le ganó con justicia al Tiburón por 2 a 0, por la séptima fecha de una Superliga que lo tiene como uno de los protagonistas: marcha tercero con 13 puntos y el cotejo con Independiente por jugar el 14 de diciembre. Los goles de éxito de este mediodía fueron marcados por Jerónimo Cacciabue (2’) y Julián Fernández (80’). Otro dato: Newell’s es el único equipo de los 24 que marcó en todas sus presentaciones.

En el primer tiempo, se vio la mejor versión de la escuadra de Kudelka, que fue muy superior desde el inicio mismo del pleito. De hecho, a los dos minutos ya lo ganaba a través de un espectacular tanto de Cacciabue, que recibió de primera de parte de Maxi Rodríguez y desde la medialuna del área resolvió de primera.

Ese gol le permitió jugar con confianza, manejar muy bien la pelota y generar varias situaciones de gol: una de ellas, a los 14′, fue de alta factura, con el balón circulando de un lado al otro y con Maxi Rodríguez pateando al arco dentro del área pero siendo tapado por un defensor. Tuvo otra que pareció penal: a los 35′ Pocrnjic levantó alta su pierna e impactó a Alexis Rodríguez que se disponía a convertir.

El Tiburón no logró hacer pie en el campo adversario y sólo se arrimó con cierto peligro con centros como el que Bertoglio recibió en el área, aunque su cabezazo acabó en manos de Aguerre, o el que le anularon a Galeajno. El escueto 1 a 0 con el que se fueron al descanso no alcanzó a demostrar la superioridad leprosa en el trámite.

 

Pero en el segundo acto, Newell’s bajó la intensidad y ya no llegó con tanta claridad como en el primer acto. Claro que tampoco sufrió porque su adversario dejó en claro toda su pobreza futbolísica. Aguerre no transpiró y el rojinegro se dedicó a administrar la ventaja sin perder la concentración.

El tanto de la victoria y la tranquilidad llegó recién a los 35 minutos del complemento: Salinas (que había entrado a los 20’ por Alexis) la metió al área, Lema quedó solo y habilitado por un defensor que quedó enganchado y el rebote de Pocrnjic a su remate de volea fue recibido por Julián Fernández, que de cabeza desató el rugido de gol de las tribunas.

Tras ese segundo tanto, Newell’s dejó transcurrir el tiempo sin alteraciones y hasta Kudelka se dio el gusto de regalarle a Maxi Rodríguez la ovación del mediodía al sacarlo para que entre Aníbal Moreno a un minuto del tiempo cumplido. Todo fueron sonrisas en un Coloso inexpugnable para los visitantes: 12 puntos sobre 12 y diez partidos con valla invicta de los últimos catorce.

Ahora se viene otro desafío exigente: nada menos que la visita a Boca, el sábado a las 20. Allí, con sus sueños a cuestas, irá a buscar un buen resultado que consolide su remontada en la tabla que más preocupa y que le permita alimentar su sueño en la tabla de esta Superliga.

 

Be the first to leave a reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *