diciembre 1, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Javkin: “Más del 30% de los contagios de Covid-19 se dan en las reuniones familiares”

El intendente resaltó también que tres grandes grupos de contagios son, además de las reuniones afectivas, los profesionales de la salud y las reuniones laborales. Y advirtió que las próximas dos o tres semanas “son las más complicadas”.

 

Fuente: La Capital

El intendente Pablo Javkin se mostró preocupado por el aumento de casos de coronavirus en Santa Fe, pero especialmente en Rosario, los adjudicó al relajamiento de la población y apeló a la responsabilidad ciudadana para no tener que retroceder en algunas de las actividades que se realizan en la ciudad. También admitió que la mayor cantidad de contagios se da en el personal de la salud, en las reuniones de trabajo y en las reuniones familiares y afectivas. “Cada uno se tiene que hacer cargo de cuidarse”, afirmó.

En este sentido hay que decir que en lo que va del mes de julio (17 días), hubo 71 casos que representan el 38 por ciento de los casos que tuvo la ciudad desde el inicio de la pandemia en marzo pasado. “Lo que estamos viendo en los últimos días es que más del 30 por ciento de los contagios se debe a encuentros familiares afectivos. Una situación en la que cada uno se controla cuidando a los que más quieren. Y esa es la apelación que hacemos a la gente, sino la situación nos va a obligar a retroceder y sería una paradoja con un número de casos muy diferentes a los que se están dando en otros lugares del país”, argumentó.

Javkin se expreso así en un extenso diálogo que mantuvo con el programa “El Primero de la mañana” de LT 8, en el que además abordó la quema de pastizales en las islas y el conflicto del transporte urbano e inteurbano que se agrava cada vez más.

“Más allá de los anuncios o los decretos que se puedan hacer, hemos visto crecer la cantidad de casos en la ciudad y la provincia, y si bien esto se está dando en clusters (grupos) que se están siguiendo, la mayoría de los contagios se dan en reuniones familiares”, enfatizó, antes de agregar que entre los contagios en la ciudad “tenemos un núcleo relacionados a personal de la salud, a las actividades laborales (dejaron de hacerse las reuniones virtuales para pasar a ser presenciales), y las reuniones familiares, donde evidentemente se producen muchos contagios. Entre estos grupos tenemos un número de casos que ha crecido, especialmente en la última semana, y lo que no queremos es tener que retroceder. Y en esto tenemos que apelar a la responsabilidad de cada uno, porque lo que sucede adentro de cada casa es responsabilidad de cada uno”.

En ese sentido, el intendente remarcó que puede haber gente joven que piensa que no le va a pasar nada, pero destacó que si va a visitar a un mayor, a su padre o a su abuelo, “ahí sí vamos a tener consecuencias”. Y lo que se está viendo en los últimos días en Rosario es un aumento de casos producto “de los descuidos o la falta de protocolo en las reuniones familiares o afectivas”.

Por todo esto, afirma que en los próximos 15 días hay que “ajustar un poco” en el sentido de “limitar las reuniones”, de volver a “guardarnos un poco con los afectos más cercanos y evitar las reuniones”, pero recalcó que “más allá de lo que uno pueda disponer esto, está en la responsabilidad individual de lo que cada ciudadano haga”. También insistió en que más que nunca hay que utilizar el barbijo, mantener el distanciamiento social y “limitar los contactos para pasar este crecimiento de casos que se está dando en los últimos días”.

Al ser consultado sobre si no era un contrasentido que mientras que en el Area Metropolitana de Buenos Aires (Amba), que tiene alrededor del 90 por ciento del total de casos del país, se está pensando en flexibilizar actividades, mientras que en Rosario que en los últimos días tuvo entre siete y doce casos diarios -el martes llegó a 16- se esté pensando en limitar alguna situación, Javkin resaltó: “Por eso hay que acentuar los cuidados, para no perder lo que tenemos. Lo que no queremos acá es retroceder y eso sería incomprensible en este contexto. Yo tengo que hablar con claridad, en Rosario crecen los contactos a partir de las reuniones afectivas y familiares, porque tenemos muchas reuniones y con más personas de las permitidas. Pero yo no puedo entrar a cada casa para contar si hay 10 personas, si usan barbijo y si tienen distanciamiento social. En eso hay que apelar a la responsabilidad de cada uno”.

“Nosotros pudimos antes que nadie disfrutar de muchas cosas -agregó-, inclusive ver a los que más queremos, eso también permitió un desahogo. Ahora podemos limitarlo un poco para cuidarnos, porque no hace tres meses que no estamos con las personas que más queremos. También se puede hacerlo en los lugares donde hay protocolo, o ir a un bar o un restaurante con cinco personas más”.

E insistió con que “no hay que relajarse”, porque “si nos cuidamos en estas dos o tres semanas, que, según los especialistas, son las más complicadas, seguramente nos va a permitir mantener todo lo que está funcionando y estar más tranquilos después”.

Por último y al remarcarle que por todo lo dicho era casi inminente que haya un nuevo decreto del gobernador limitando las reuniones familiares a un solo día en la semana, comentó: “Hoy son dos días, no se trata de un decreto a un anuncio, es un problema de fondo. esto sucede sobre todo en los hogares. La idea es que no se junten el sábado y el domingo, o que tengan varias reuniones, tengan una sola y si podes un fin de semana, no lo tengas. Y que nuestros hijos no tengan los encuentros con amigos ahora, o que la tengan en los lugares donde hay protocolo”.

y enseguida recordó: “Hoy tenemos posibilidad de salir a caminar, tenemos la posibilidad de aprovechar los espacios públicos, tenemos la posibilidad de ir a los bares y restaurantes para encontrarnos, entonces no tengamos varios encuentros o una fiesta, o un festejo de cumpleaños donde se junten varias personas a la vez, porque ahí es donde se están produciendo la ampliación de los contagios”.

Como para ejemplificar la situación, el intendente también contó que en la ciudad hay 9 clusters (grupos) activos de Covid-19, y por cada uno de ellos en promedio tienen que aislar a casi 60 personas por casos, entonces eso hace que demore en cerrarse el clusters y se expanda. Y reafirmó que estos grupos están relacionados fundamentalmente con los profesionales de la salud, las reuniones laborales y en los encuentros afectivas.