septiembre 25, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Dos gemelas de 40 días son las pacientes más pequeñas con Covid positivo en Rosario

Las hermanitas evolucionan bien y están aisladas con su mamá. Los médicos insisten en hacer los “controles oportunos” de los chicos y el seguimiento de los embarazos.

 

Por Rosario3

Santa Fe tiene por estas horas los pacientes con Covid-19 más pequeños. Se trata de dos bebas de apenas un mes y doce días de vida, que fueron diagnosticados en el Hospital de Niños Zona Norte y ya están aisladas junto a su mamá en una sala específica. Además de señalar que presentaron un cuadro de congestión nasal que “están resolviendo muy bien” y solo aguardan los resultados de análisis complementarios para ir a completar el aislamiento a su casa con su papá y sos dos hermanos mayores, las gemelas no presentaron ninguna complicación, indicaron los médicosEl caso, el primero en pacientes lactantes, abre preguntas y sobre todo, como recalcó la propia directora del hospital, Mónica Jurado, vuelve a poner el acento en la necesidad de sostener los controles en los pacientes más chiquitos y “hacer las consultas oportunas en los menores de dos años como se indica siempre, pero más todavía en pandemia”.

Los médicos señalaron que con el de las chiquitas sumaron cuatro los casos de coronavirus en el hospital, y dejaron en claro que en los pacientes pediátricos que llegan con cuadros febriles y tienen criterio de internación, en todos los casos sin excepción se lleva adelante el hisopado.

En ese marco, la primera de las bebas de apenas 40 días ingresó al efector con un cuadro febril y como todo lactante menor de tres meses tiene criterio de internación, más allá de la pandemia. El hisopado resulta positivo y a las 18 horas, su hermana gemela llegó con el mismo cuadro y también resultó positiva a a las pruebas de Covid-19.

Con esos resultados, y a la espera de cultivos y análisis complementarios, las bebas fueron aisladas junto con su mamá en el hospital, mientras que su papá y sus hermanos de 7 y 15 años quedaron en el domicilio también realizando el aislamiento.

“No tenemos nexo epidemiológico y si bien la mamá dio negativo en una primera prueba, se va a repetir en las próximas horas”, indicaron los médicos, que aseguraron que “las bebas están siendo amamantadas por su mamá” y “evolucionan muy bien”, pues “apenas hicieron un cuadro de congestión nasal que están resolviendo sin ninguna dificultad ni requerimiento de oxígeno”.

Atención lactantes

La directora del hospital explicó que no hay protocolos específicos para bebés recién nacidos en el marco de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, detalló que “las infecciones respiratorias agudas son una de las causas más frecuentes de asistencia a los efectores de salud en los niños de dos años, y hay condiciones de riesgo aumentado que se determinan por la edad y que en el caso de los menores de tres meses ya tiene un protocolo específico por su corta edad que determina riesgos diferentes”.

En ese marco, Jurado insistió en la centralidad y la importancia de la “consulta oportuna”, y planteó un efecto de la pandemia que los médicos ya vienen señalando que es nada menos que la caída de los controles de rutina y de las consultas en los centros de salud.

“La pandemia ha hecho disminuir las consultas, se nos cayeron muchos carné de vacunación y hay esquemas de inmunizaciones que no se completan _continuó_. Por eso es necesario insistir en la importancia de la consulta oportuna por la edad, sobre todo en lactantes de hasta seis meses, pero más todavía en un contexto de pandemia con el que atravesamos”.

Sobre la necesidad y derechos específicos de los lactantes, Jurado indicó que “ese contacto está garantizado porque todo niño que se pone en condición de atención hospitalaria lo hace con su mamá, en este caso y en todos los otros”.

Es que los controles “en esta etapa más compleja”, como la describió la directora, “permite ante todo un mejor seguimiento no sólo de su estado de salud, sino de sus condiciones de desarrollo nutricional y neuromadurativo, y de sus inmunizaciones”.

También los embarazos

La necesidad de los controles, y no sólo sobre los niños, sino también de las embarazadas y de las 48 horas de nacidos también fue remarcada por la neonatóloga de la Maternidad del Roque Sáenz Peña. “Al inicio de la pandemia vimos cosas muy graves, mujeres que por la falta de control directamente venían a parir, se daban partos prematuros y eso fue un aluvión”, recordó Soldani.

Si bien con el paso de los meses el escenario se fue normalizando, aún no del todo y en eso hizo hincapié la médica. “El control de embarazo es fundamental y debe sostenerse, sí o sí; del mismo modo que el control de un niño a las 48 horas de nacido aunque estemos en el pico de la pandemia _detalló_. Porque más allá del Covid, se pueden dar en esas primeras horas otras enfermedades, deshidratación y el control del peso de todo niño”.

Más allá que no se dieron positivos en la maternidad, Sodani recalcó que “con medidas de prevención el trabajo continúa como siempre, garantizado siempre el acompañamiento de la mujer que viene a parir porque no hay ningún criterio que avale prohibir a los acompañantes, del mismo modo que el contacto piel con piel tras el parto y la lactancia, incluso si se diera en una mujer con Covid-19 positivo”.