septiembre 19, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Una reunión entre la jefa de la Policía y los manifestantes busca destrabar el conflicto

Emilce Chimenti mantiene un encuentro con representantes de exintegrantes de la fuerza.

 

Por La Capital

Al menos cinco representantes del núcleo de policías retirados y jubilados que realizan una protesta frente a la sede de la Unidad Regional II mantienen por estos minutos una reunión con la jefa de la fuerza a nivel provincial, Emilce Chimenti, con el objetivo de encontrar respuestas a los reclamos por mejoras salariales y otras reivindicaciones.

Un comisario retirado, que se identificó como Sebastián Puglisi, dijo que la jefa de Policía “es una muy buena compañera y bajó, con muy buenos modos, y pidió hablar con algunos representantes y con los abogados para tratar de solucionar este conflicto. Ahora hay representantes de los jubilados y dos abogados dialogando con ella”.

Esta mañana, la propia jefa de Policía dijo en declaraciones al programa El primero de la mañana, de LT8, que el servicio policial en la ciudad estaba cubierto y se cumplía “normalmente”. En la oportunidad, Chimenti les pidió a los manifestantes que depusieran su actitud, ya que no sólo bloqueaban la salida de patrulleros y vehículos de la Jefatura sino que habían cortadon calle Ovido Lagos.

Los policías retirados y jubilados, en su gran mayoría, que llevan adelante la protesta, son representados por los abogados Gabriel Sarla y Nair Moreno. Esta mañana, en diálogo con LT8, el letrado explicó que en el petitorio que presentaron los policías “básicamente se pueden cumplir tranquilamente todos los puntos presentados. Se está pidiendo un incremento salarial que no sea en base a bonos, que lo que hace es dividir a la fuerza, se está pidiendo que no se sancione al personal activo que se acercó a apoyar la medida, un incremento de la asignación por hijo, la entrega de vivienda prometidas que no se han sido entregadas y algunas cuestiones relacionadas con las prestaciones de la obra social Iapos“.

Minutos antes de la reunión, la jefa de la Policía santafesina había señalado que estaba en diálogo permanente “con la gente que está en la calle. Incluso estuve hasta las 5 de la mañana hablando con ellos y en minutos estaré en contacto otra vez para destrabar esta situación”. Del encuentro pueden surgir novedades importantes.

En tanto, en la ciudad de Santa Fe policía retirados y familiares de muchos efectivos en actividad replicaban frente a la sede del Ministerio de Seguridad el reclamo que se realiza frente a la sede de la UR II.

Ayer, el ministro de Seguridad trató de dar respuesta al reclamo de “la familia azul” concentrada en la puerta de la Unidad Regional II en demanda de una mejora salarial y al petitorio que los gremios no reconocidos de la fuerza, Apropol y Utrapol, habían elevado al gobernador Omar Perotti horas antes. Sin embargo, la promesa de una recomposición que elevaría el sueldo inicial a la fuerza a unos 40 mil pesos no conformó a los concentrados en Ovidio Lagos al 5200, quienes montaron un campamento para pasar la noche a la espera de una propuesta superadora.

El acuerdo contempla bonos no remunerativos pagados en tres tramos de entre 4.000 y 8.500 pesos según la categoría salarial a pagarse desde agosto a noviembre inclusive. En ese sentido, el ministro explicó que esa recomposición se aplicará a la totalidad del personal priorizando a los grados policiales más bajos y en especial a los empleados que cumplen funciones operativas (de calle), a los que asignará además una suma fija de 7 mil pesos y una tarjeta alimentaria que alcanzará a 15.800 efectivos. También anunció que aumentará un 30% por ciento el valor de las horas extras (OSPE).