septiembre 19, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Coronavirus en un geriátrico rosarino: familiares agredieron a la directora y rompieron vidrios

En el lugar, ubicado en la zona norte de Rosario, viven 140 ancianos. Denuncian que no se cumplen los protocolos: “Una enfermera bailó con mi papá y lo contagió”.

 

Por La Capital

Dolor, impotencia, preocupación e incertidumbre. Esas fueron algunas de las sensaciones que se vivieron en el geriátrico Residencias del Puente que está ubicado en las inmediaciones de Rondeau y avenida Circunvalación, en la zona norte de la ciudad. Un nutrido grupo de familiares abuelos internados en ese establecimiento protagonizó un fuerte reclamo que incluyó agresiones y daños materiales. El disparador de esta situación fue que en el lugar se detectaron casos de coronavirus y aseguraron que no se cumplen los protocolos de salud. En el asilo donde viven 140 ancianos.

“Esto es un desastre. La realidad es cruel y cruenta. Nos enteramos de que había coronavirus en el geriátrico por Facebook. Y el virus lo ingresaron los empleados. Una enfermera bailó con mi papá y lo contagió”, contó un familiar de un adulto mayor que, según el testimonio de su hijo, fue “trasladado en estado muy grave al Hospital Italiano”.

>> Leer más: Fallecieron cinco rosarinos de coronavirus y ya son 99 las víctimas fatales

Vinimos el jueves pasado y nos dijeron que no había coronavirus. Nos fuimos, pero después volvimos y vimos cómo entraban y salían las ambulancias del lugar. El personal del Sies nos dijo que saquemos a todos de este lugar”, agregó minutos después de que familiares de los adultos mayores ingresaran al establecimiento, agredieran a la directora del mismo y rompieras vidrios de ingreso. La situación no pasó a mayores porque intercedieron dos efectivos policiales que acudieron al lugar.

Como apoyo de las fuertes denuncias de que en el lugar no se cumplían con los protocolos de prevención del coronavirus, los familiares de los abuelos mostraron videos en donde personal del asilo abrazaba y bailaba con los internos sin usar barbijo.

Según trascendió, 40 ancianos fueron derivados a instituciones médicas, y otros 100 quedaron aislados en el lugar junto al personal del geriátrico.