octubre 24, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Los detalles del vínculo de Coto Medrano con la financiera donde compraba dólares

El día de su muerte, el ex barra de Newell’s ligado al narcotráfico acordó comprar 17.600 dólares a 136 pesos por unidad. Citarán a titulares de los 175 documentos de identidad hallados en la entidad allanada.

 

Por La Capital

Nueve horas antes de que lo asesinaran, Marcelo “Coto” Medrano estacionó el auto en la cochera de la financiera de Corrientes 832, subió a la oficina 24 del segundo piso y retiró 17.600 dólares. Era una rutina estable y no una compra ocasional. Cada diez días más o menos se contactaba con un operador, se acercaba al centro y compraba dólares en cantidad que superaba los diez mil.

La noche del último día que adquirió divisas a Medrano, ex barrabrava de Newell’s y ligado al narcotráfico en la zona norte, lo acribillaron a balazos en la estación de servicio YPF de Eva Perón y San Martín en Granadero Baigorria. Un testigo de la ejecución señaló que uno de sus sicarios le gritaba a Coto: “¿Dónde tenés la plata?”. Ahí nació el interés por el sitio en donde había obtenido los dólares que ese mismo día había comprado.

Por eso los investigadores posaron los ojos en la financiera: buscaban averiguar si alguien lo había seguido, lo que motivó el secuestro de las cámaras del lugar. También querían establecer si la persona que lo contactó de la financiera para venderle los dólares podía había avisado a alguien lo que provocó que le secuestraran el teléfono a ese contacto.

Pero en el allanamiento de ocho horas a la financiera Cofiyrco, en Corrientes y Córdoba, aparecieron indicios elocuentes de otros delitos. En el lugar donde le vendían dólares a un hombre ligado al narcotráfico se encontraron 175 DNI en una bolsa. Los pesquisas no tienen dudas: esos documentos se usaron para hacer una estafa al Estado. Con esos DNI en su momento se compraban dólares oficiales a 90 pesos y la misma empresa los vendía en el blue a 130 pesos. El día de su muerte el Coto Medrano acordó pagar 136 pesos por dólar.

Los datos surgen del celular que tenía Coto en la misma escena del crimen y donde hay intercambios de whatsapp que revelan tres compras en un mes y medio por unos 35 mil dólares.

La presunción a partir del caso concreto de Cofyrco es que se verifican maniobras de lavado por dos lados. La idea es que cometen un delito al comprar los dólares con DNI de terceros y lavan activos al recibir plata de origen ilícito del Coto Medrano por otro.

El cálculo derivado de multiplicar los 200 dólares habilitados legalmente para ahorro hasta la semana pasada por cada uno de los DNI de 175 personas, a las que se presume prestanombres, son 35 mil dólares por mes, que luego se vendían en el mercado informal a personas como Coto Medrano, que obtenía fondos por su actividad narco.

En un primer chequeo al azar de seis documentos surge que cuatro de sus titulares compraron dólares recientemente. La inferencia es que son insolventes que prestaron sus documentos a cambio de una comisión. Estas personas serán citadas como testigos para esclarecerlo en los próximos días.

Por ahora, la relación entre la financiera y Medrano no puede acreditarse más allá de un mes y medio, porque es el tiempo del que hay constancia en el celular de Coto, que había cambiado recientemente su línea. Hay otros intercambios significativos en ese chat de whatsapp. El enlace de la financiera le pide a Coto que le pase otros contactos que deseen comprar divisas. “Si tenés gente conseguime que hacemos más negocios. Les hago el mismo precio que a vos”, según consta en el legajo del caso.

Con estos elementos hay indicios de una relación estable entre Coto y la financiera y no de una compra ocasional. A quien figura como presidente de la financiera se le formó un legajo penal y está en análisis si será imputado por delitos financieros.

Los fiscales del caso, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, consideran que el lavado de dinero es el fin último de los delitos cometidos con violencia, que persiguen una finalidad económica de última instancia. Fuentes judiciales indicaron que desde la Nación se contactaron con la fiscalía para requerir detalles del caso.

El allanamiento a la financiera fue el día posterior a que circularan ampliamente declaraciones del presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, requirió cuidado con el dólar negro porque viene de un mercado delictivo donde se mezcla el pequeño ahorrista con actores del delito. “Cuando se han hecho allanamientos en cuevas y se han cruzado datos uno encuentra narcotraficantes, traficantes de armas, cualquier cosa. Es un mercado que provee al delito por lo que es imposible saber cuál es el tipo de cambio que el delito está dispuesto a pagar”, sostuvo.

Entre el material secuestrado el jueves pasado, efectivos del Organismo de Investigaciones (OI) se llevaron 41 mil dólares, 33 mil euros, 81 mil reales, 3 mil libras esterlinas y 5 millones de pesos. Investigan si esos fondos estaban allí con el debido respaldo.