octubre 24, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Lanzan un plan de contingencia para paliar la escasez de personal de salud en áreas críticas

 

 

Los médicos con especialidades afines al trauma serán afectados a la atención de pacientes Covid y Nación enviará más enfermeros.

 

Por La Capital

Provincia y municipio (Rosario) pusieron en marcha un plan de contingencia para sumar agentes de salud al tratamiento de pacientes con coronavirus, en el marco de una acelerada curva de contagios que tiene al límite a todo el sistema sanitario. Así, los médicos con especialidades afines al trauma que por estas horas están afectados por la cancelación de las cirugías programadas, como anestesistas, cirujanos y clínicos, entre otros, serán derivados a la atención de pacientes Covid. Además, a los 34 enfermeros que llegaron de Santa Fe para reforzar el plantel del Hospital Modular de Granadero Baigorria se sumarán en estos días otros 12 y el gobierno nacional ya anticipó que enviará al Gran Rosario otro grupo.

En la Municipalidad, en tanto, avanzan con la contratación de un centenar de médicos, enfermeros y kinesiólogos para reforzar el plantel de profesionales de sus hospitales. Es más, los primeros contratados se sumarán hoy al plantel del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (ver aparte).

El sector más crítico a reforzar es el de los enfermeros. “Son muy pocos y por cada uno que se desafecta tras dar positivo de Covid, hay que aislar al menos a otros seis”, detalló el director de Tercer Nivel del Ministerio de Salud de la provincia, Rodrigo Mediavilla.

El funcionario es uno de los integrantes del equipo que comanda la ministra Sonia Martorano y que por estas horas trabaja en la delicada reingeniería del personal de salud y del funcionamiento del sistema hospitalario.

Algo es seguro: la pandemia empieza a dejar sus efectos entre el personal de la salud, desgastado por extensas jornadas de trabajo, pocos francos y raleados por aislamientos tras contactos estrechos o contagios de Covid. Es más, si hasta hace 15 días el principal foco de contagio eran los descuidos en los office o sectores de almuerzo, ahora lo es la infección por los propios pacientes.

“El problema del recurso humano es complejo, por eso lo que estamos haciendo es afectar a la atención de pacientes críticos por Covid a profesionales de especialidades afines al trauma, como anestesistas, cirujanos y clínicos”, puntualizó Mediavilla.

A esto se suma la llegada de 34 enfermeros de la ciudad de Santa Fe, que ya están trabajando en el Hospital Modular de Baigorria, y de otros 12 que lo harán esta semana.

Por su parte, el gobierno nacional ya le comunicó al gobernador, Omar Perotti, que enviará una dotación de enfermeros (todo indica que bonaerenses) a reforzar los hospitales.

Camas y roles

Además de la reingeniería para reforzar el personal, el plan de contingencia también incluye cambios en el funcionamiento de los hospitales, que se van readaptando a medida que crece la curva de contagios.

Así, si al principio de la pandemia en el Gran Rosario había cinco hospitales destinados a la atención de pacientes no Covid, hoy cuatro de ellos debieron refuncionalizarse y pasaron a ser mixtos, es decir, tienen áreas específicas donde se trata a infectados de coronavirus (ver infografía).

Se trata del Centenario, el Heca, el Granaderos a Caballo (San Lorenzo) y el Anselmo Gamen (Villa Gobernador Gálvez).

En el Centenario se mudó el área de pediatría al Zona Norte y se sumaron así 25 camas a la atención Covid. En el Provincial, en tanto, se sumaron13 camas de terapia y también se mudó el área de pediatría al Zona Norte para agregar camas Covid.

El Heca, en tanto, recibió 22 respiradores, 10 monitores y 10 bombas de infusión. El objetivo es que ese efector tenga en funcionamiento 40 camas críticas (ver aparte).

A nivel más global, las autoridades sanitarias miran con atención la situación de Venado Tuerto, donde si siguen creciendo los contagios se refuncionalizarán dos de los cuatro quirófanos que hoy tiene ese efector para sumar camas a la atención Covid.

El objetivo es reforzar un sistema sanitario que está al límite y que no sólo tiene en extrema tensión su capacidad de camas críticas sino sobre todo a su personal. Los próximos días serán clave para ver la evolución de la pandemia.

El municipio contrata a un centenar de profesionales

El director del Comité de Operaciones de Emergencias Sanitarias (Coes) de Rosario, Juan Becerra, detalló que este martes se incorporará al plantel del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) un grupo de enfermeros que fueron contratados para ir paliando la escasez de agentes de salud en áreas críticas.

En rigor, el municipio lanzó una búsqueda de más de 100 agentes, entre los que se cuentan 60 enfermeros, 30 médicos, 9 kinesiólogos, bioquímicos, técnicos radiólogos y operarios de limpieza. “Todo este personal es necesario para ir acompañando el aumento de camas, tanto críticas como generales, para la atención de pacientes Covid”, destacó Becerra. En camas críticas, el objetivo es que el Heca tenga 40, hoy tiene 35 y las 5 faltantes se completarán durante esta semana. “Lo más complejo de conseguir es sin dudas el recurso humano para atender estas áreas críticas. La búsqueda que lanzó el municipio está centrada en características especiales, tanto de los enfermeros como de los médicos, y muchos de los convenios que cerramos los hemos hecho a través de los colegios profesionales”, indicó el funcionario.

Readecuación de áreas en el Sáenz Peña

Otra de las estrategias que por estas horas se está terminando de pulir en la Secretaría de Salud del municipio consiste en sumar camas generales para la atención de pacientes Covid en el Hospital Roque Sáenz Peña. Altas fuentes consultadas por este diario admitieron que hoy podría comenzar el traslado de la maternidad de ese efector a la Martin para liberar así el sector a la atención Covid. El plan sería similar a lo que se hizo en los hospitales Centenario y Provincial, que llevaron sus áreas de pediatría al Hospital de Niños Zona Norte.