agosto 3, 2021

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

La provincia dice que lo peor de la pandemia ya pasó, pero habrá que cuidarse hasta julio

Sonia Martorano destacó que, si todo sale como está previsto, “en marzo ya estará vacunado el personal esencial y los grupos de riesgo”

 

Por La Capital

En el mejor escenario de vacunación posible, habrá que mantener los cuidados necesarios para evitar los contagios por Covid-19 al menos hasta julio de 2021. Así lo afirmó a La Capital la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, quien advirtió que habrá que convivir con el virus “al menos un año más”, y que no se deben bajar los brazos, porque en marzo llegará la segunda ola.

En los cálculos de la funcionaria, si la primera dosis de la vacuna llega en enero, la segunda se colocará en febrero, y luego tomará un mes para desarrollar la inmunidad. Los primeros vacunados serán el personal de salud y seguridad, la primera línea del frente, junto a los mayores de 60 años y los que tengan entre 18 y 59 años que padezcan comorbilidades como diabetes e hipertensión. Se estima que eso dejará cubierto al 30 por ciento de la población, y en marzo se podrá empezar a aplicar en el resto. Si no hay contratiempos, en julio toda la población estará vacunada.

Pero en el medio, entre febrero y marzo, arribará una segunda ola de contagios. “Cuidemos lo que tenemos. Santa Fe no tuvo que seleccionar pacientes. Sepamos leer lo que pasó en Europa durante el verano. El uso del aire libre está bueno, pero tenemos que poder llegar todos juntos a la vacuna. Para eso no hay que aflojar, no quiere decir que no hay que vivir, porque vamos a tener que convivir con este virus un año mas”, adelantó Martorano.

Sobre lo que viene, destacó que “hay que tener cuidado, porque en España e Italia dicen que esta segunda ola es menos letal pero más contagiosa. Allá llegó el calor y se relajaron, se fueron a la playa, celebraron y el virus volvió. Tenemos que aprender de eso”, apuntó.

Para la titular de la cartera sanitaria, “lo peor ya pasó, y lo transcurrimos bien”. En ese sentido, enumeró: “Tuvimos más de 141 mil casos y todos recibieron atención en tiempo y forma. No tuvimos ambulancias dando vueltas, no faltaron elementos de protección personal, hubo camas y respiradores para todos”.

Pese a un octubre que fue complicado, detalló que la mortalidad fue baja, “con una tasa de letalidad que fue de 1,5 por ciento, la mitad de Caba y Buenos Aires. Ahora viene esta etapa de vivir sin miedo, cuidarnos sin relajarnos y llegar a la vacuna. Siempre nos planteamos el peor escenario por las dudas. Si fuera fútbol, te diría que pasó el primer tiempo”, puntualizó.

Fiestas en familia

La idea en el gobierno de Omar Perotti es tratar de llegar con los números actuales a fin de año, para poder pasar las fiestas en familia. Serán reuniones más chicas, de 10 personas, con cuidados y en especial para las personas mayores. “Seguimos en una cifra de contagios alta a nivel provincial, aunque la ocupación de camas es mucho menor. Retomamos la atención de las patologías comunes y hay menos pacientes Covid. Estamos superando la primera ola, Rosario ya la está pasando. Ahora se está concentrando en el centro norte, en la ciudad de Santa Fe”, dijo.

De cara a la segunda, insistió en que la población mantenga el compromiso y responsabilidad para retrasarla. “Van tantos meses que la gente está agotada y es entendible, pero hay que convivir con esto un largo rato. Sin miedo, pero con respeto. No aflojarle al barbijo y con distancias. A la gente de Rosario la veo bastante comprometida, a veces aparecen pequeños grupos que desobedecen, pero la mayoría se cuida”, opinó.

Por último, reconoció que el panorama de hoy es “francamente mejor” de lo que esperaba. “Hubo noches en las que no dormí pensando que no íbamos a poder conseguir elementos de protección para el personal de salud, y ahora tenemos los galpones llenos”, confesó la médica.

“La zona sur de la provincia fue la más complicada, tuvimos 98% de ocupación de camas y hubo que pedirle ayuda al sector privado. Pero todo el mundo colaboró, por suerte”, manifestó. Ahora queda llegar hasta la vacuna con las mejores cifras posibles.

Crece el tiempo de duplicación de casos

Con la paulatina baja en el número de positivos diarios que comenzó luego del pico de octubre, en Rosario el tiempo de duplicación de casos pasó en el último mes de 47 a 138 días. La cifra, que indica el período que tardan en multiplicarse por dos la cantidad de casos totales, casi se triplicó en solo 30 días, mientras los confirmados cada 24 horas pasaron de los 700 a rondar los 300.

Según el último informe de situación elaborado por la Sectetaría de Salud Pública del municipio, el 27 de noviembre el tiempo de duplicación se ubicó en 138 días. El mismo indicador estaba el 4 de septiembre en 10 días, y el período se fue ampliando según bajaban los casos registrados: pasó a 16 días el 2 de octubre, a 67 días el 6 de noviembre, y dos semanas después ya se ubicaba en 106 días.

Los números estadísticos son auspiciosos. El tiempo de duplicación debe ser mayor a 15 días. El Rt (número de reproducción diario, es decir a cuántos contagia un infectado) es de 0,8; y debe ser 1 o menos, aunque llegó a 2. Y el porcentaje de positividad bajó de 54 por ciento a a 40, pero creen que es menos, porque los efectores privados muchas veces no cargan los negativos. El porcentaje de ocupación de camas, que llegó a 98 por ciento, hoy está en 69.