septiembre 24, 2021

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Incendios en las islas: en lo que va de enero ya se detectaron más de 1.100 focos activos

El informe fue difundido por el museo de ciencias naturales de San Nicolás. Es el mayor valor en los últimos nueve años

 

Por La Capital

Pese a que ya se quemaron más de más de 328 mil hectáreas, el Delta del Paraná sigue ardiendo. Así lo reveló el Museo de Ciencias Naturales “Antonio Scasso” de San Nicolás al precisar que ya se detectaron 1.168 focos de calor en lo que va del año. Este valor parcial, ya que el mes aún no terminó, es el mayor respecto al mismo mes en los últimos nueve años respecto a los incendios en las islas.

Este informe fue consignado a partir del relevamiento que realiza el museo sobre el territorio del Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (Piecas – DP). En la primera semana de enero (del 4 al 10) se detectaron 500 focos con días nubladosLa mayor cantidad se registró el viernes (175 incendios), con mayor densidad de focos de San Pedro hacia el sur. Sin embargo, desde el museo apuntaron que “hubo focos en el sitio Ramsar del Delta, en la reserva de usos múltiples, las islas de Victoria y la reserva de la Biósfera”.

En tanto, en la segunda semana (del 11 al 17) la cantidad de incendios detectados fue de 109, con mayor cantidad durante el jueves de esa semana (42 focos) en los sitios mencionados anteriormente. Esa situación se da en el marco de una bajante histórica que favoreció a la extensión de la frontera agropecuaria y la explotación inmobiliaria en la zona.

“No tienen la magnitud que hubo entre agosto y octubre del año pasado, pero los focos siguen activos. La verdad que esto es sorprendente porque no pasa de manera habitual”, le contó a La Capital el encargado del museo Antonio Scasso, Jorge Liotta. Los trabajos de investigación del museo comenzaron en 2008 cuando se dio el fenómeno de bajante del río y luego perfeccionaron el sistema de rastreo satelital desde el año pasado para elaborar informes semanales.

“Comenzamos con este trabajo en 2008, con aquella bajante y desde principios del año pasado probamos con otros satélites para realizar informes más pormenorizados”, dijo. Si bien el mes aún no terminó (faltan los informes de la cuarta semana), ya arrojaron datos sorprendentes: fue el enero con mayor cantidad de focos activos en el Delta respecto a la hora de mensurar el mismo mes en los últimos nueve años.

Cuántas hectáreas se quemaron durante 2020 en el Delta del Paraná

Para tener una dimensión del fenómeno que jaquea de forma permanente a todo el ecosistema del Delta del Paraná, entre enero y septiembre de 2020 se quemaron 328.995 hectáreas de las 2.300.000 millones que abarca el Piecas-DP, es decir, un 14% de ese tramo que corresponde al Paraná medio y su Delta, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Ese territorio verde está distribuido de la siguiente manera: aproximadamente un 8% corresponde a Santa Fe, un 16% a la provincia de Buenos Aires y el 67% restante a Entre Ríos. Y en el detalle de las áreas quemadas, la provincia entrerriana fue la más devastada con el 86%, seguida por Buenos Aires (8%) y Santa Fe (6%). De ese territorio quemado en Entre Ríos, el 54% porciento corresponde al municipio de Victoria mientras que el 28% restante se ubicó en el centro rural de población de islas de Lechiguanas.

Áreas protegidas en riesgo

Según publicó al cartera medioambiental nacional, se quemaron 173.816 hectáreas en áreas naturales protegidas (85% en la Reserva de Usos Múltiples de Victoria y 14% en el Sitio Ramsar Delta del Paraná); 2.402 hectáreas de bosque nativo (4,6% del bosque nativo existente en el territorio Piecas). Se quemaron 1.768 Ha de bosque nativo categoría rojo.

En tanto, en las zonas ganaderas del territorio Piecas se quemaron 290.003 hectáreas. El 52% ocurrió en la zona de grandes productores y el 33%, en el sector de productores familiares y pequeños.

También se quemaron 300 hectáreas de forestaciones (0,4% de la superficie total forestada), 289 hectáreas con plantaciones de sauce y 11 hectáreas con álamos.