marzo 7, 2021

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Habrá radares en Circunvalación con multas hasta los 12 mil pesos

La provincia confirmó que se colocarán radares móviles en una primer etapa, para luego instalar un total de 10 puntos fijos

 

Por La Capital

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) firmó un convenio con su par nacional para medir la velocidad con radares en avenida de Circunvalación. “La idea es ponerlo en funcionamiento en las próximas semanas”, confirmó el subsecretario de la repartición provincial, Osvaldo Aymo, para adelantar que primero habrá entre 6 a 9 radares móviles y luego una medición con 10 puntos fijos a lo largo de los 28 kilómetros de la autopista urbana. Las multas oscilarán entre los 6 y los 12 mil pesos.

“Firmamos un convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) para poner en funcionamiento la radarización de Circunvalación”, confirmó Aymo. El acuerdo se suscribió hace unos 20 días atrás, con un antecedente de coordinación que la agencia ya había suscripto con Córdoba.

“En la ruta nacional A008 (Circunvalación) la idea fundamental es poner los radares fijos. Tenemos diagnosticados y examinados 10 puestos de control a lo largo de estos 28 kilómetros de extensión. Ahora bien, hasta que esto ocurra, la agencia nacional aportará 6 radares móviles y, junto a los que sume la provincia, habrá entre 6 a 9 sitios en donde se actuará en determinados momentos del día”, precisó el subsecretario provincial.

Rosario y Villa Gobernador Gálvez comparten la geografía por donde se ubica este anillo vial. Según explicaron desde el gobierno santafesino, la provincia es el único distrito que no delegó en Nación el control de las rutas nacionales que atraviesan el territorio santafesino.

Por ello, en el convenio firmado hace algunos días, la APSV le permitirá a su par nacional participar en las tareas de control e infracciones.

“El órgano de policía sobre las rutas nacionales que cruzan Santa Fe es la Agencia Provincial y podrán labrar actas con nuestra legislación”, acotó Aymo para adelantar: “Los controles con radares móviles entre la Agencia Nacional y la provincial se pondrán en marcha en las próximas semanas”.

En octubre pasado, La Capital advirtió sobre el estado de abandono en el que se encontraba la traza nacional, tras una transición problemática entre concesionarios y el gobierno nacional, en pleno cambio de signo político.

Ahora, en manos de la estatal firma Corredores Viales, sus responsables prometieron un plan de revitalización para la avenida: planificación a “mediano plazo” para llevar a cabo las tareas de mantenimiento, corte de pasto, malezas, reposición de cartelería y defensas metálicas “con el objetivo de darle mejor transitabilidad a la traza”. Pero aún no hay precisiones sobre la reparación de un tramo de su iluminación en zona sur, que permanece a oscuras: el 17 por ciento de los 3.269 puntos lumínicos estaba defectuoso.

Marchas y contramarchas

Circunvalación muestra un derrotero de idas y vueltas a lo largo de su historia reciente.

La obra de ampliación y reparación integral comenzó durante la gestión de Néstor Kirchner, continuó durante las dos administraciones de Cristina Fernández de Kirchner, aunque fue el ex presidente Mauricio Macri quien la inauguró formalmente, tras haberse sometido a obras de tranformación urbana y ampliación de un tramo con el agregado de un cuarto carril.

Luego, durante la actual administración de Alberto Fernández, empezaron a ponerse en evidencia problemas. La UTE a cargo de la remodelación de la avenida (Rovella-Carranza-Roggio) debe terminar su contrato.

Corredores Viales se hizo cargo también de la autopista Rosario-Buenos Aires (hasta Campana) y de la conexión vial Rosario-Córdoba.

Fuertes dosajes en los alcohotests

Con 87 puntos de control en rutas provinciales y nacionales, datos preliminares de la Agencia Provincial de Seguridad Vial arrojaron este fin de semana largo un balance de más de mil actas de infracción a automovilistas, entre los que al menos 50 registraron índices muy elevados de alcohol en sangre.

Algunos registros reflejaron 2,90 miligramos cuando el tope permitido para circular es de 0,50.

“Hay una cantidad preocupante por encima de los permitido. No es que antes no existía, sino que ahora lo ponemos en evidencia por la gran cantidad de test que se han hecho con la entrega de alcoholímetros a los puestos de control”, puntualizó el titular de la repartición, Osvaldo Aymo.

Entre las mil infracciones figuran en su mayoría falta de documentación, fundamentalmente la carencia de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) para circular.