septiembre 21, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Santa Fe, Rosario y el pulmón comercial de calle San Luis

– Fuente: El Agrario – Por Luis Chervo –

Es importante pensar el post Coronavirus, en cuanto al despertar económico argentino

 

 

En este punto debemos entender que sin las ventas que realizan los trabajadores y empresarios dedicados al comercio no hay producción, no hay logística, no hay desarrollo de nuevos productos, no hay locales alquilados, no hay  impuestos que pagar, no hay recaudación, no hay Estado.

Este primer eslabón de la economía, el Comercio, tiene en cada rincón del país sus protagonistas, sus propulsores, sus desarrolladores. En Santa Fe, y específicamente en la Ciudad de Rosario, se encuentra una calle que es símbolo de Comercio: “Calle San Luis”.

Calle San Luis es un conglomerado de familias de los más diversos orígenes, en donde podés encontrar apellidos árabes, judíos, italianos, españoles, rusos o alemanes, que conviven en estado de buena vecindad desde hace años.

Son unas 500 familias que están integradas en una fuerza laboral de unos 3.500 operarios, que atienden esos locales, que no solo son pulmón comercial para Rosario y la zona, también son un camino de tránsito entre los bienes del puerto histórico de Buenos Aires y las grandes capitales del interior.

En los primeros años, esos emprendedores se sustentaron con el ferrocarril, hasta que con el plan de privatizaciones de la década del 90, esa red de ventas que crecía como hongos en pueblo tras pueblo, parecía que tenía un golpe mortal. Sin embargo, lograron sostener el liderazgo de Calle San Luis en el concierto del Interior, encontrando nuevos caminos y nuevos modos de comunicación para fomentar ese comercio con las ciudades más importantes de Argentina.

La característica principal de esos comerciantes fue y es que nunca dejaron de recorrer caminos, buscando y encontrando nichos en los que otros emprendedores de Buenos Aires o Córdoba no les interesaba incursionar. Entonces, fueron descubriendo mercados diversos, como el de Tucumán, que es fuerte en consumo masivo, el de Formosa, estable y confiable, el de La Pampa, serio y siempre en crecimiento, y otros mercados en los cuales siguen siendo casi exclusivos a través del tiempo como el de Corrientes, La Rioja o Catamarca, pues la conformidad y la confianza continúa, y en algunos casos llevan ya la cuarta generación de buenos comerciantes.

Ahora, para superar esta crisis, vemos con singular asombro cómo esos antiguos comerciantes  se están modernizando a una velocidad única, nunca antes imaginada. Cuando digo antes, digo hace un mes atrás.

Están adoptando nuevas vías de ventas como ser la telefónica, que por años la negaron, o vía las redes sociales.

Tanto en Rosario, con el Intendente Javkin a la cabeza, como en la Provincia de Santa Fe, con el Gobernador Perotti, han reaccionado perfectamente a estos cambios, y facilitado herramientas legales y de estructuras.

Para destacar es la VIDRIERAS EN RED de la Municipalidad de Rosario, en donde las empresas podrán exponer sus productos a costo cero, y con un esfuerzo del Banco Municipal de Rosario, facilitando sin costo los posnet para garantizar los pagos de los bienes a vender.

Pienso que en cada rincón de nuestro país debe haber comerciantes que están reaccionando ante esta situación y pensando cómo seguir creciendo a pesar de esta crisis inédita que nadie imaginó.