diciembre 1, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Silvina Luna reveló que pasó una infancia muy dura

– Fuente: La capital –

 

 

La rosarina Silvina Luna se encuentra en una etapa donde la necesidad de mirar hacia adentro se hace presente cada día. Por eso no sorprendió que una vez más desnudara sus sentimientos y contara en una entrevista lo duro que fue su infancia.

La modelo y empresaria abrió su corazón y reveló la dura historia de vida que le tocó vivir cuando era chica en charla íntima con Nicolás Magaldi por KZO.

“Mis papás eran bastantes chicos, adolescentes en lo que fue mi crianza y su modo de relacionarse. En mi casa se armaba bastante bardo”, comenzó la actriz.

“Mi papá no era muy cariñoso. No tengo registro de afecto, pero después entendí de dónde venía él o cómo demostraba su amor. Trabajaba en metalúrgica desde los 13 años y mi mamá era ama de casa”, se sinceró Silvina.

Y recordó con dolor: “Mi mamá sufrió violencia de género cuando yo era chica. Mi papá no estaba pasando un buen momento, tenía un problema de adicciones. Entonces yo, no lo justifico, pero entiendo desde qué lugar lo hacía. Por suerte después pudo revertir esa situación”.

Y remarcó ese difícil contexto: “Era picante el ambiente. Me crié como pude. Lo fui entendiendo de grande, y ahora más que nunca. Me di cuenta de las cosas que iba repitiendo. Salir de eso y tomar otras decisiones te lleva mucho tiempo”.

Silvina Luna comentó también que su alegría natural la ayudó muchísimo a sobrellevar numerosas situaciones: “A pesar de todo yo siempre fui muy alegre. Los roles estaban como invertidos. Yo era como el sostén de ellos. Por eso hay etapas que no viví. Salí a trabajar a los 13 años, era muy independiente. Yo los perdono y les agradezco por haberme dado la vida”.

>> Leer más: La noche en que Silvina Luna recibió 4 mil dólares de propina

Y comentó cómo hizo para sobreponerse a esas duras situaciones: “A pesar de todo yo siempre fui muy alegre. Estaban como los roles invertidos. Yo era como el sostén de ellos. Por eso hay etapas que no viví. Salí a trabajar a los 13 años, era muy independiente. Yo los perdono y les agradezco por haberme dado la vida”.