septiembre 28, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

OPINIÓN. Lo normal y la nueva normalidad

Lo que fue y lo que será, el antes y el después de la pandemia, la visión de Fábian Di Nucci en su columna de Radio Gran Rosario 

 

 

Por Fabián Di Nucci

En 2019 existía la industria armamentista, que necesita clientes y eso significa guerras.
En 2019 existían los agrotóxicos y las multinacionales que fumigan pueblos y enferman con los transgénicos.
En 2019 existían los que queman selvas, talan bosques y desforestan.
Existían los que contaminan aguas y los que depredan océanos.
Existían los laboratorios de medicamentos que ensayan en países pobres con gente pobre, como conejitos de indias.
Existían las tabacaleras, el narcotráfico, la comida chatarra.
Existían los videojuegos y la hiperconexión que nos robotiza, nos idiotiza y nos aisla.
Existía la manipulación informativa, la publicidad engañosa, las fake, la industria de la desinformación y los líderes falsos como Guaidó.
En 2019 existía el poder financiero que colapsa países apretando un botón.
En 2019 existían los muertos por hambre y los analfabetos.
En 2019 moría gente por enfermedades ya erradicadas en otros lugares del mundo.
En 2019 se moría gente por no tener acceso al agua potable.
El 2019 el mundo era injusto, cruel y mataba gente como siempre, con otra velocidad y quizás debiendo tomar otros recaudos.
En 2019 existía el capitalismo salvaje (por si hiciera falta el adjetivo) porque todos esos son sus logros, con o sin el adjetivo: un mundo injusto en el que los recursos y los seres humanos son explotados por pocas personas.
Se sabe desde hace 200 años.
Los “daños colaterales” que provoca, y que se han podido apenas amortiguar, cuestan miles de vidas, luchas, sacrificios, esfuerzo y conciencia de mártires anónimos. Y lo que se conquista es delicadamente frágil, como comprobamos todos los días. Y muchas de esas conquistas han sido barridas por la versión “neoliberal” como dolorosamente lo comprobaron España, Italia y el Reino Unido.
En 2019 no teníamos ni idea de algo llamado coronavirus, y lo que causa, el Covid 19, venga de donde venga.
Pero este virus y esta enfermedad aparecieron sobre aquel mundo: NO LO CONSTRUYERON.
Y su propagación viene a agravar la condición de los más débiles, de los más pobres, de los más indefensos.
Eso SIGUE siendo capitalismo. Salvaje si querés, pero no hace la diferencia.
Cualquier gobierno o persona que estimule ignorarlo, subestimarlo, minimizarlo, compararlo con las otras miserias que obviamente existen y conocíamos desde antes, o hablarnos de prioridades que han estado claras desde hace 200 años deben saber, por buenas intenciones que tengan, que aceleran el deterioro y las condiciones de vida (y de muerte) de la gente más débil, en vez de mejorarlas.