diciembre 1, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Los gastronómicos de Rosario están “sorprendidos y decepcionados” por las nuevas habilitaciones dispuestas por Nación

El presidente de la Cámara Hotelero Gastronómica de Rosario, Carlos Mellano, dijo que esperaban recibir clientes, respetando el distanciamiento social, a partir del lunes. “Esto acentúa los problemas”, afirmó

 

 

Fuente: La Capital

El sector gastronómico de Rosario se mostró decepcionado por la autorización de la actividad sólo a través de la modalidad “para llevar” que dispuso hoy el gobierno nacional como forma de flexibilizar la cuarentena. Así lo manifestó Carlos Mellano, presidente de la Cámara Hotelero Gastronómica de Rosario.

El gobierno nacional autorizó a través de una resolución administrativa el funcionamiento de bares y restaurantes en Rosario y Santa Fe, pero sólo mediante el sistema “para llevar”, es decir que los clientes puedan solicitar un menú por teléfono o WhatsApp y pasar a retirarlo por el local, una modalidad que podrá funcionar junto con la que prestan los cadetes.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el referente del sector hotelero gastronómico opinó sobre la resolución que, en definitiva, no los habilita a trabajar con comensales en los locales.

“Estamos muy sorprendidos y decepcionados. Tuvimos una charla con el intendente la semana pasada donde se planteó que de no mediar inconvenientes podríamos abrir el lunes 8 de junio. Habíamos presentado los protocolos para arrancar ese día y esto que se resolvió nos sorprendió”, afirmó Mellano.

Con relación a la modalidad “para llevar” que ya se estaba implementando en algunos locales incluso en forma paralela al servicio de delivery, Mellano aclaró: “El sistema del cliente retirando comida ya se estaba aplicando en muchos lugares, ya que no implicaba ningún riesgo para la salud. La persona llamaba por teléfono y era lo mismo que lo viniera a buscar o que se lo llevara el cadete. La situación era la misma”.

“Muchos bares pusieron cafetería al paso. Esa y el sistema “para llevar” son una serie de alternativas para comercializar que no es la gran solución, pero es como un entretenimiento que el comercio establecía y podía manejarlo en distintos horarios”, agregó.

Mellano admitió que se sentía “decepcionado” con la resolución de Nación de las últimas horas. “Estamos sorprendidos porque creíamos que había una alternativa de acuerdo a lo que había expresado el gobernador para que nos liberen la actividad, respetando el distanciamiento dentro de los locales. Esto nos pone en una situación más difícil y acentúa los problemas”.