noviembre 29, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

PROVINCIA. Shoppings, casinos, bingos y espacios culturales, listos para salir a escena

Deberán cumplir protocolos y reglamentaciones específicos, por lo que su regreso no será de un día para el otro

 

 

Fuente: La Capital

Los casinos y bingos, los shoppings, así como los espacios culturales, bibliotecas y museos, y las actividades religiosas volverán al ruedo en la provincia, pero no será de un día para el otro. El proceso de apertura que dispuso el gobernador, Omar Perotti, a través del decreto firmado durante la noche del lunes generó ruido y obligó a avanzar en una normativa complementaria (con aclaraciones), que se conoció en las últimas horas de ayer. Allí se indicó que no se permitirá la presencia de más de 10 personas en los templos, y para entrar a los sitios recreativos habrá que sacar turno.

No obstante, el regreso de estos rubros no será inmediato y se llevará adelante “con prudencia”, según se indicó. En tanto, se requerirá la puesta en marcha no sólo de estrictos protocolos que deberán ser aprobados por el Ministerio de Trabajo provincial, sino además de las reglamentaciones específicas por parte de la Municipalidad.

Es más, los centros comerciales, casinos y bingos requerirán una permiso especial del Ejecutivo santafesino para funcionar, adelantó el titular de la cartera laboral, Roberto Sukerman. Así y todo, de cara al Día del Padre, los centros comerciales apuntan a poder abrir esta misma semana (ver aparte).

Mientras se evalúa extender el horario comercial de los negocios que ya abrieron, y en una semana en que los rosarinos pudieron retomar la actividad gastronómica, deportiva y los encuentros afectivos, la provincia dio un paso más y dispuso la posibilidad de que grandes superficies, como casinos y bingos, centros comerciales, además de museos, bibliotecas, espacios recreativos e incluso entidades religiosas puedan también abrir sus puertas.

Lo hizo durante la noche del lunes, a través del decreto 487, y 24 horas después a través de la reglamentación 489. Si bien en las primeras horas las medidas sorprendieron e incluso desde la Intendencia indicaron que no se pronunciarían hasta tanto estuviera rubricada la aclaratoria, desde el propio gobierno provincial indicaron que “para nada significa que mañana todos esos espacios vuelvan a funcionar”.

El ministro de Trabajo detalló que estos nuevos rubros autorizados por la provincia se sustentan en una habilitación previa de la Nación, y que en cada caso deberán presentar los protocolos de higiene y seguridad para comenzar a funcionar.

“Están todos los requisitos y las declaraciones juradas necesarias para los trabajadores”, indicó Sukerman, quien sin embargo, señaló que en el caso de los centros comerciales, casinos y bingos se requerirán más pasos que en el resto de los rubros. Es decir, no sólo tendrán que presentar los protocolos, sino que además deberán tener una autorización específica de la provincia para abrir.

El funcionario aclaró que se trata de “una vuelta paulatina”, como se viene dando hasta ahora en todas la actividades y que tiene la “intención de ir ocupando de a poco los espacios”, pero nunca de manera masiva.

Otras medidas

Anoche se dio a conocer que “reuniones y celebraciones religiosas en iglesias, templos y lugares de culto” se podrán realizar con una concurrencia de hasta diez personas, como lo establece el decreto nacional.

En tanto, se especificó que los museos, bibliotecas y lugares recreativos y científicos deberán contar con un sistema de turnos y una presencia simultánea máxima de 10 personas.

En todos los casos, las autoridades locales podrán disponer de mayores restricciones respecto a “días, horarios requisitos y modalidades”, puntualizó el último decreto.

Por otro lado, el aislamiento obligatorio por 14 días dispuesto para “todas las personas que reingresen a la provincia por cualquier punto de su territorio provenientes de zonas con circulación del virus”, también requirió de una aclaración.

“La medida rige para quienes son repatriados a la provincia, ya sea desde el exterior vía Buenos Aires, o de otras provincias del país”, indicó el funcionario, en referencia a los santafesinos que quedaron varados en otros países o en ciudades argentinas; y explicitó que la reglamentación excluye “a viajantes y transportistas” que ingresen temporalmente a Santa Fe desde zonas endémicas por cuestiones laborales o traslado de mercadería.

Lo que sigue prohibido

Con ese escenario, hay actividades que deberán seguir esperando. El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, detalló que continúan expresamente prohibidos “los eventos en espacios públicos y privados con concurrencia de más de 10 personas; la práctica deportiva donde participen más de 10 personas o que no permitan tener un distanciamiento mínimo de dos metros; y las actividades de cines, teatros, clubes y centros culturales. Además, se mantiene la prohibición del uso del transporte público de pasajeros, a excepción de aquellos que estén autorizados por el tipo de actividad que realicen; y también se mantiene la prohibición del turismo”.

También sigue vedado el desplazamiento a más de 30 kilómetros para las reuniones afectivas, con la excepción entre las ciudades de Rosario y Santa Fe, y señaló que la normativa nacional establece “la necesidad de fortalecer los controles en rutas, vías y accesos a lugares estratégicos de las distintas jurisdicciones. Este trabajo de refuerzo de controles ya se ha realizado en la provincia y se va a seguir haciendo en estos días a través del establecimiento de puestos sanitarios en cada uno de los puntos estratégicos fronterizos”.

Puede que te hayas perdido