julio 13, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

ROSARIO. Crece el uso del colectivo y los choferes alertan que no se respeta la distancia social

En la última semana hubo 100 mil viajes , lo que obligó a sumar unidades. El movimiento ya es el 26 por ciento del que había antes de la cuarentena

 

 

Fuente: La Capital

La Intendencia registró un aumento en el uso del Transporte Urbano de Pasajeros, con más de 100 mil viajes en los colectivos durante la última semana, lo que equivale al 26 por ciento de un día normal, previo al aislamiento social y preventivo. Frente a ello, aumentaron un 20 por ciento los refuerzos de unidades, en un contexto en donde en algunos horarios los pasajeros viajan parados con poco distanciamiento social. La idea de desalentar el uso de los colectivos también se trasladó en un dato: el sistema de bicicletas públicas tuvo 2.100 viajes, es decir, la mitad de un día normal.

Con un tránsito en un 73 por ciento de un día normal en las calles rosarinas, el Ente de la Movilidad aumentó los refuerzos en las unidades de transporte para absorber con más frecuencias una suba en la demanda de viajes que se está dando en el ingreso en fase 5 de la pandemia.

El transporte urbano es una de las figuras sensibles y clave para sostener las medidas preventivas contra el coronavirus. Es por ello que las autoridades insisten en que la población en general no lo utilice, y se reserve para trabajadores esenciales.

Al margen de estas recomendaciones, en los últimos días la demanda de viajes está en ascenso. El indicador de Movilidad del lunes pasado registró 101.675 viajes, cifra equivalente a casi el doble de lo registrado a comienzos de mes y luego del inédito paro de choferes que se había extendido durante 23 días.

“Los compañeros nos indican que en algunos horarios los coches viajan con mucha gente parada”, indicó el secretario general de la UTA Rosario, Sergio Copello, para preguntarse: “¿Si un colectivero llega a punta de línea, cómo se le dice a la gente que no suba?”. En tal sentido, advirtió que “si no se amplían las frecuencias, esta situación se puede volver a repetir”.

El líder de los choferes rosarinos aclaró que las circunstancias de mayor saturación sobre las unidades “se da puntualmente en determinados horarios y está siendo reforzada por el Ente de la Movilidad, que solicitó a las empresas más coches y que en otros horarios se retiren”.

Luego a la hora de evaluar el distanciamiento social, dijo que “está relacionado a los momentos, en algunos se respeta, pero en otros a la distancia entre butacas no se le presta atención”.

En cuanto al rol y las funciones de los conductores, el titular del gremio fue claro: “No tenemos el poder de policía para determinar quién sube y quién no”. El tema se complejiza más aún con el ascenso desde la puerta intermedia de las unidades, como medida preventiva. “Sería necesario un inspector para controlar y evaluar estas situaciones”, consideró Copello.

Por su parte, la titular del Ente de la Movilidad, Eva Jokanovich, indicó que se está monitoreando “línea por línea” para concluir que no hay picos de demanda, sino un ascenso de pasajeros en forma sostenida entre las 7 y las 19.

“En cada línea hay alguna carga más en algunos momentos, y lo vemos en forma más minuciosa”, indicó Jokanovich para recordar que las unidades cuentan con una señal que activan los colectiveros cuando los coches se completan.

“Luego del paro pusimos un 10 por ciento de refuerzos y ahora agregamos otro 10 por ciento, por lo que estamos en un 20 por ciento de refuerzos de unidades desde comienzos de mes”, subrayó la funcionaria.

En el rastreo de las líneas con mayor demanda, el Ente identificó a las líneas 110, 122 y 107. Tras considerar que las quejas por amontonamiento de pasajeros son más reclamos “mediáticos” que lo que se registra en la línea de atención gratuita 147, Jokanovich recordó que los inspectores de fiscalización de transporte constatan la higiene de las unidades y si están completas. “A los choferes no les corresponde bajar pasajeros, lo máximo que puede hacer el colectivo es anular una parada en su recorrido. Hasta ahora, son sugerencias. Esperamos no tener que llegar a limitar el acceso”, dijo la funcionaria.

Relevamiento

A través de la aplicación Coche Lleno TUP y de acuerdo al flujo de pasajeros, se incorporaron refuerzos en la líneas 103, 107, 110, 125, 130, 142, 143, 144, 145 de Rosario Bus, también en las líneas de El Cacique: 112, 115, 122 y 140. Y las de Movi: 113, 116, 121, 123, 106, 120, 141, 153, y K. Desde el martes pasado, en banderas rojas y negras.

elocuente. Pasajeros parados y con escaso distanciamiento social. Así se viajó en algunos colectivos rosarinos durante esta semana.