noviembre 29, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Javkin: “Vamos a recordar este 20 de Junio como el de la incertidumbre, la boca cubierta y la distancia social”

El intendente de Rosario pronunció su discurso en el que destacó la relevante figura de Manuel Belgrano en la historia del país y de Rosario. “Encarnó el fervor de la revolución cuando fue preciso y la calma de la paz cuando hizo falta”

 

 

Fuente: La Capital

“Creo que todos y todas vamos a recordar este 20 de junio de 2020 como el del Bicentenario de la ida de nuestro gran hombre, y también el de la incertidumbre, la boca cubierta y la distancia socia”, dijo el intendente Pablo Javkin en el discurso que pronunció en el Propileo del Monumento a la Bandera en el acto por los 200 años de la muerte de Manuel Belgrano.

Tras el mensaje que brindó el presidente Alberto Fernández desde la Quinta de Olivo, en que también tomó promesa de lealtad a chicos de distintos puntos del país, la centralidad del acto se trasladó a Rosario. La locutora oficial nombró a las autoridades presentes y luego se entonaron las estrofas del himno nacional.

Al tomar la palabra Javkin describió la potente figura de Belgrano en la historia del país: “Un día como hoy pero hace 200 años, en una cama pobre y casi en soledad, moría un hombre. La mayoría de nosotros pasamos por la vida tratando apenas de dejar lo mejor, y no es poco, porque con nuestros puñaditos de responsabilidad y honradez también construimos la Patria. Pero hay quienes dejan una marca tan fuerte, tan definitiva, que no importa si se fueron hace dos siglos, parece que todavía están ahí mirándonos, diciéndonos qué hacer para ser mejores”.

“Hace 200 años se fue un hombre que encarnó el fervor de la revolución cuando fue preciso y la calma de la paz cuando hizo falta. Un argentino que enarboló como ningún otro una idea y una palabra que nos sigue haciendo falta: unión. Tanto la pensó que la hizo su bandera y nos la regaló a todos. Aquel pedacito de cielo que flamea allá arriba es eso, un símbolo de unión”, remarcó.

Javkin dijo que Belgrano “fue apasionado, rebelde, culto, honesto. Cuesta ponerle una sola capa de héroe. ¿Cómo decirle militar al abogado, jurista al creador? Aquel hombre que murió pobre y casi solo, gritó la independencia y la defendió con sangre y letras. Hay algo que destaca aún más: fue un visionario, que vio en la educación el arma definitiva contra la esclavitud de los pueblos”.

Intendente destacó que Belgrano creó una Bandera “y ordenó izarla por primera vez acá. A los rosarinos, que no tenemos fundación, nos gusta pensar que ese fue un poco nuestro primer día, que mientras el paño subía también nos construía, bajo la luz de la unión. Rosario es una ciudad de gente buena y trabajadora que se brinda a la Nación con la fuerza del trabajo y el talento de su gente. A Rosario la cuidan la bandera y dos baterías, la Libertad y la Independencia. A Rosario la abraza aquel hombre. Rosario es una ciudad de unión”.

Estos son los principales pasajes del discurso del intendente:

“Cada vez que miremos para arriba y veamos la insignia que el hombre nos legó, tenemos el deber histórico de pensar, también, en una mujer. Su nombre no es muy conocido, pero ya es hora que la honremos, que la pongamos en su justo lugar. Esa mujer se llamó María Catalina Echevarría. Una vez más: esa mujer se llamó María Catalina Echevarría. Sin ella, sin sus manos y su voluntad, no hubiésemos tenido nada”.

“Atravesamos días difíciles. Creo que todos y todas vamos a recordar este 20 de junio de 2020 como el del Bicentenario de la ida de nuestro gran hombre, y también el de la incertidumbre, la boca cubierta y la distancia social. Por eso es que su legado se vuelve más y más enorme. El hombre amaba la ciencia y es a ella a quién recurrimos hoy en búsqueda de un nuevo mañana. El hombre, además de actuar, dejó pensamientos que son guía. Elijo este: “Método no desorden; disciplina, no caos; constancia, no improvisación; firmeza, no blandura; magnanimidad, no condescendencia”. Parece escrita hoy, para hoy. Me enorgullece que los rosarinos estemos cumpliendo ese mandato”.

“El hombre se llamó Manuel Belgrano, murió hace 200 años, pobre y casi solo. Pero, al final, sospecho que no importa demasiado eso. Porque su verdadera riqueza no se midió en tierras o en cortesanos, sino en el legado. 200 años más tarde, a metros de donde nos dio bandera, parados en el medio de un monumento que le rinde homenaje a su creación, estamos más juntos que nunca. Y si estamos unidos es un poco por nosotros, pero sobre todo es por él.”

“Que viva para siempre la unión. Que viva para siempre la unidad de la Patria. Ese será nuestro mejor homenaje. Arriba don Manuel Belgrano, arriba Catalina, arriba la celeste y blanca, arriba Argentina!”.

Puede que te hayas perdido