septiembre 26, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

EDUCACIÓN. Relevan el estado de las escuelas pensando en el regreso de las clases

Los bancos deberán ubicarse a 1,80 metro uno de otro. Preocupación por el modo de traslado de los chicos y los maestros

 

 

Fuente: La Capital
Por Florencia O’Keeff

Antes de agosto los alumnos no regresarán a clases en Santa Fe, y eso sucederá siempre y cuando se mantenga en la provincia una situación estable en relación al Covid-19. Mientras tanto, y según lo expresó ayer la Ministra de Educación Adriana Cantero, se inició un relevamiento para determinar el estado edilicio de las escuelas y registrar cuáles necesitan adaptaciones para recibir a los chicos teniendo en cuenta que deberán mantener una distancia mínima de 1.80 metro entre bancos, además de otras medidas fundamentales para evitar contagios.

   Cantero dijo a La Capital que el ministerio trabaja “intensamente” junto a otra áreas del Ejecutivo provincial para articular un plan que permita “tener todo listo” si Nación autoriza el reinicio de las clases. “Es un nuevo dispositivo. Nos pusimos a diseñar formatos de acuerdo a los requerimientos de cada curso, la zona geográfica y el contexto socioeconómico”, expresó Cantero.

“Todo el Ministerio está abocado a este trabajo que por ahora no tiene una forma definitiva. Hay que tener en cuenta que estos protocolos incluyen desde la salida de los chicos y maestros de sus casas, el traslado, la permanencia en las escuelas y el regreso, con todo lo que ello implica en el contexto de una pandemia”.

Además, la funcionaria señaló: “Estamos distribuyendo tareas para los formatos curriculares y las indicaciones en términos de propuestas de enseñanza ya que, hasta ahora, desde Nación se está pensando en un sistema semipresencial, en los que habrá días en que irán algunos alumnos y días en los que asistirán otros, con un máximo de 15 chicos por aula y con el distanciamiento adecuado”. Y agregó: “Todo esto se maneja a nivel del Consejo Federal de Educación”.

Respecto a la infraestructura con la que cuentan los establecimientos educativos en Santa Fe es crucial que al retomarse el ciclo lectivo tengan espacios adecuados para mantener el distanciamiento tanto de alumnos como del cuerpo docente y posibilidades de ventilación. “Estamos abocados al relevamiento de la infraestructura para poner en condiciones los espacios físicos”, enfatizó Cantero.

“Estamos analizando la información que llega de cada regional para tener un diagnóstico certero. No sólo de los espacios físicos, sino también de los insumos que se van a necesitar, para poder proveerlos. Estamos trabajando en la planificación para que la escuela llegue en un punto aceptable al reinicio de un sistema de presencialidad”.

“Son muchos los elementos que hay que mirar en una provincia con una gran diversidad geográfica y cultural y densamente poblada. Los protocolos deberán adaptarse a esas realidades, las edades de los chicos y las situaciones particulares de las escuelas”.

Cantero destacó que ni en junio ni en julio se regresará a las aulas y que una posible vuelta en agosto está supeditada a lo que pase en la provincia y a nivel regional con el avance del Covid-19. “La fecha es aún un tema incierto, pero debemos estar preparados”.

Movimientos

Además, preocupa al ministerio el traslado de los alumnos y docentes hacia las escuelas y el regreso a los hogares en transporte público. “Hay que mirar esto con especial atención. Por eso es que estamos trabajando con muchas áreas del gobierno provincial, asistidos por los especialistas en cada tema”.

La ministra mencionó que se están manteniendo reuniones en forma constante con el Consejo Federal de Educación, “intercambiando ideas y criterios”.

Respecto a cuáles son las mayores preocupaciones de la cartera educativa en este momento, Cantero dijo que “hay zonas y lugares en las que es urgente la necesidad del vínculo presencial. En otros, el tema pasa por la densidad poblacional. Pero vamos a organizarnos para cumplir”, dijo, confiada, sin negar las dificultades que implica poner de nuevo en marcha el sistema bajo modalidades tan diferentes a la acostumbrada.

Reacción

Sobre cómo se están desarrollando las tareas pedagógicas a distancia en las escuelas de la provincia, Cantero evaluó que “el sistema tuvo una gran capacidad de reacción y ha salido al ruedo en una situación muy difícil. Veo un gran esfuerzo de los docentes, que valoramos y reconocemos”, puntualizó.

Sin dudas, agregó, “hay una gran dispersión de formatos y recursos en la provincia y ha quedado al descubierto la desigualdad que existe”.

   Cantero dijo que este no es un año perdido en materia educativa. “Es un año vivido de otro modo, con otros desafíos, con otras improntas. No considero que se pierda el vínculo pedagógico con los más jóvenes que tienen una enorme pulsión de vida y van para adelante. Los chicos han demostrado que pueden desplegar otras capacidades, que pueden esperar de la escuela otras cosas y sostener las propuestas de aprendizaje cuando éstas son convocantes. Creo que el de este año tan particular es un gran aprendizaje para los que tenemos que desempeñar la tarea educativa”.

“No vamos a exponer a los alumnos y a los docentes”

La titular de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé), Sonia Alesso, aseguró que el gremio, “no va a exponer a los alumnos ni a los docentes” y que “no se volverá a las aulas si no están garantizadas las condiciones” de bioseguridad en las escuelas para evitar los contagios.

Alesso manifestó que Amsafé está ocupándose del posible regreso a las aulas y analizando detenidamente el tema con el asesoramiento de pediatras, psicólogos y médicos. “Tenemos que estar preparados por si las clases se retoman en algún momento ante un mejoramiento de la situación epidemiológica, pero lo central es pensar en la salud de los niños y adultos que habitan las escuelas”.

La dirigente comentó que el 4 de junio pasado los trabajadores nucleados en la confederación nacional Cetera participaron de la reunión paritaria de condiciones laborales que convocó el Ministerio de Educación de la Nación y que las organizaciones laborales dejaron en claro doce puntos que deben cumplirse antes del reinicio de la denominada nueva normalidad. Entre ellos: condiciones de trabajo, infraestructura escolar y teletrabajo (educación virtual en tiempos de pandemia, respeto a la intimidad, carga horaria, necesidad de desconexión). También todo lo referido a licencias laborales y la formación docente de modo remoto mientras no sea posible lo presencial.