septiembre 26, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Fin de semana largo: piden reducir al mínimo las reuniones afectivas

La Municipalidad advierte que ante cada caso positivo el riesgo se multiplica y las próximas semanas “pueden ser más complicadas”

 

 

Por La Capital

En el arranque del finde semana extra largo, la recomendación de reducir al mínimo los encuentros afectivos y mantenerlos dentro de la burbuja más íntima suena una y otra vez. Así lo viene planteando en los últimos días el propio intendente Pablo Javkin y lo refuerzan desde la Secretaría de Salud Pública en lo que denominaron “la fase del respeto”. Es que si bien la ciudad continúa sin tener circulación comunitaria de Covid-19, ya con sus actividades funcionando al 80 por ciento y en una etapa de “distanciamiento”, las reuniones afectivas están entre las cuestiones que más hay que cuidar para evitar contagios, porque los riesgos se multiplican. Y más todavía si hay personas que llegan desde zonas de circulación viral y presencia de adultos mayores (ver aparte). La cuenta que hacen las autoridades sanitarias es clara: por cada positivo ya no son decenas de personas las que deben aislarse, sino que el número llega a superar ampliamente el centenar. “Es probable que las próximas semanas sean más complicadas”, repitió el intendente.

Si bien los encuentros siguen permitidos, el incremento de casos en la provincia en las últimas semanas obligó a partir del 1º de julio pasado a reducirlos sólo a los fines de semana. Por eso, de cara a los feriados de hoy y mañana, la autoridades redoblaron las recomendaciones y, sobre todo, la apelación a la “responsabilidad” de cada uno a la hora de juntarse.

Así como valoró el “compromiso” de los rosarinos que permitieron dejar atrás el aislamiento obligatorio y “reabrir actividades fundamentales para la economía, juntarse un rato con los seres queridos, volver a los bares y hacer algunos deportes”, el intendente volvió a pedir no relajar las medidas de cuidado y advirtió, como lo venía haciendo en las últimas horas, que son altas las probabilidades de que en las próximas semanas el escenario epidemiológico “sea más complicado”.

Por eso, haciendo foco en las reuniones afectivas, Javkin pidió prudencia. “Una o dos reuniones, no más, para no multiplicar los contactos estrechos”, solicitó sin medidas tintas, y recalcó que, si bien la tasa de contagios en Rosario “es baja”, la evaluación es “día a día, y el respeto es más importante que nunca”.

La trazabilidad

El pedido de reducir los encuentros no es caprichoso. Desde Salud Pública vienen advirtiendo que, con el aumento de la actividad, tanto económica como de recreación y esparcimiento, los riesgos se multiplican.

El responsable del área, Leonardo Caruana, viene sosteniendo en los últimos días que, a diferencia del inicio de la pandemia, donde por cada caso positivo se aislaba una decena de personas, ese número en estas semanas se multiplica y eleva por sobre el centenar.

El punto, señalan, está en la “trazabilidad” de la persona que contrajo el virus, quien, con el incremento de la actividad, ya se laboral como social, pueden mantener contacto con muchas más personas que en fases anteriores, que luego deben ser aisladas.

En ese marco, reducir al mínimo los encuentros, no multiplicarlos y mantenerlos dentro de la burbuja de los vínculos más íntimos es la principal recomendación; además de hacerlo en espacios abiertos con un máximo de diez personas y reducir ese número en los lugares cerrados, además de no elevar la voz ni gritar. Todas recomendaciones que se mantienen también para quienes utilicen los círculos ya delimitados en los espacios verdes de la costa central, o cualquier otro lugar al aire libre.

Así, también insistieron en mantener la ventilación, los dos metros de distancia, el lavado de manos y el uso del tapabocas la mayor parte del tiempo. Y, en el caso de los adultos mayores, sumar el uso de máscara plástica durante las reuniones.

Quienes presenten alguno de los síntomas de Covid-19, de niguna manera pueden participar de estos encuentros.

En el caso de las personas que por trabajo u otras razones provengan o vayan a zonas de circulación comuniaria del virus, como son ciudad y provincia de Buenos Aires y Chaco, la indicación es directamente mantener el aislamiento.

De hecho, Santa Fe blindó sus límites en las últimas horas, y en ese sentido el intendente no sólo afirmó que “se están controlando los ingresos a la ciudad”, sino que recalcó justamente “la orden de aislamiento de quienes vienen o viajan a zonas con circulación del virus, y las sanciones a quienes incumplen normas”.