octubre 29, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Insisten en la importancia del control en los límites santafesinos ante el avance de la pandemia en provincias vecinas

Oscar Martínez, diputado del Frente Renovador-PJ presentó una iniciativa para que por ley se establezcan controles sanitarios fijos en rutas que cubran todos los accesos a la provincia de Santa Fe con todas las provincias limítrofes -Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires. Además establece que deben instalarse de manera permanente también en los accesos a los grandes conglomerados urbanos de la provincia, éstos son Santa Fe, Rosario, Rafaela, Venado Tuerto y Reconquista-Avellaneda. Como novedad incorpora tres nuevas formas de medición de síntomas.

 

Respecto a la decisión de presentar un proyecto de ley sobre el tema de los controles sanitarios, el legislador lo justificó explicando que hace unas semanas hizo lo propio con un proyecto de comunicación pidiendo al ejecutivo provincial que considere establecer estos controles permanentes en los accesos a la provincia, especialmente en la localidad de Theobald, límite geográfico con la provincia de Buenos Aires en el ámbito de la autopista Buenos Aires – Rosario y principal vinculo físico de conexión con el AMBA, epicentro de la pandemia. En función de la negativa de la Agencia de Seguridad Vial a tomar la propuesta efectuada por el pleno de la Cámara Baja, se insiste nuevamente, esta vez a través de un proyecto de ley.
“Ya no caben dudas de que los controles deben profundizarse urgentemente. En su momento, hace unas semanas ya lo habíamos planteado primero en forma directa y después a través de  un proyecto de comunicación el fortalecimiento de los controles especialmente en la autopista Buenos Aires- Rosario. En aquel momento también planteábamos que de no ser así se ponía en riesgo las localidades que están a la vera de la autopista y que se encuentran antes del control de General Lagos, dentro de las cuales está Villa Constitución, Empalme Villa Constitución, Pavón, Theobald, Figheras, y Arroyo Seco, entre otras. Además habíamos advertido con pruebas claras cómo se podía ingresar a las ciudades de Venado Tuerto, y Firmat y a las localidades de Carreras, Santa Isabel, Melincué, Elortondo y demás localidades sobre la ruta 90, que hoy tienen serios problemas con los contagios. Todos los casos efectivamente son personas que han ingresado a ellas provenientes de las ciudades de San Pedro, Baradero y del AMBA y han contagiado a contactos directos e indirectos de esas localidades”, aseguró Martínez.
El problema de la escasez de controles fronterizos
En cuanto a la importancia de que estos controles sanitarios estén también en los accesos a las otras provincias limítrofes Martínez aseguró que “no nos movemos en un plano meramente especulativo, el nexo epidemiológico del caso 1 en Villa Constitución por ejemplo habría sido en un viaje por motivos laborales a Buenos Aires y ha habido un rebrote cuyo nexo estaría vinculado al contacto estrecho con personas de la localidad de San Pedro”.
“Las circunstancias actuales -continuó- obligan a que la provincia a través de los Entes correspondientes intensifique todos los controles en forma permanente y no sólo por un fin de semana largo, incluyendo por obvias razones a los límites provinciales con Entre Ríos, Chaco, Córdoba y Santiago del Estero. Me gustaría aclarar que la Agencia Vial informó oportunamente la existencias de controles en Theobald sobre la autopista pero a la fecha a pesar de los reclamos del Concejo de Deliberantes de Villa Constitución, de las autoridades locales de la región y de todos los bloques de la Cámara de Diputados, la Dirección de la Agencia de Seguridad Vial no lo ha instrumentado, aduciendo razones de seguridad vial que no compartimos, ni comparten las autoridades de la región”.
“Es importantísimo -agregó- recalcar que custodiar la cuestión sanitaria es lo prioritario, pero que el no hacerlo trae graves consecuencias también para la economía. Esto, en el actual contexto de recesión, de cierre de PyMEs, de pérdidas de empleo y de incremento de la pobreza y la indigencia, no es para nada secundario ni menor. Los brotes o rebrotes nos hacen retroceder en las localidades a la fases anteriores y no sólo golpean en lo sanitario, sino que traen graves consecuencias, algunas irreversibles para la economía de los habitantes de las localidades afectadas”.
Los controles sanitarios propuestos en el proyecto:
Para la realización de dichos controles, el proyecto propone cuatro instancias que son habituales, económicas y que sirven como indicadores claros de potenciales casos positivos. Estos controles consisten primeramente en la medición de la temperatura corporal de las personas; luego la medición del olfato de las personas con alcohol y vinagre, debiendo determinar la persona examinada de cuál de las dos sustancias se trata; en tercer lugar una oximetría; y en cuarto lugar llenado de formulario en carácter de declaración jurada con las preguntas y consideraciones recomendadas por los protocolos vigentes en el momento.
Al respecto Martínez explicó que “en el caso de la medición de la temperatura corporal, es sabido ya desde el principio de la pandemia en el mundo que la fiebre es un indicador de COVID-19. Sin embargo, los protocolos hasta el momento sugieren que si no se presentan al menos dos síntomas, los casos deben ser desestimados. Es por eso que proponemos también, por un lado, la prueba del olfato, ya que aproximadamente un 30% de los que contraen el virus presentan este síntoma. Por el otro, la oximetría que mide la presión de O2 en sangre) también sería una medida preventiva de importancia. Se ha comprobado que cuando el paciente consulta por falta de aire o dificultades para respirar, su presión de O2 en sangre ha llegado a niveles muy bajos, casi igual a neumonías severas, y requieren colocado en respirador. Este tipo de cuadro se lo conoce como hipoxia silenciosa. Esto significa que el O2 empieza a disminuir mucho antes de que presente sintomatología. El oxímetro, además, es un instrumento sencillo de usar, no precisa de un especialista y es un costo menor al termómetro infrarrojo. Por último, los formularios de rutina con carácter de declaración jurada según lo establecido por los protocolos del momento también son de utilidad a los fines propuestos. Así, personas que manifiesten haber estado en contacto estrecho con habitantes de zonas de circulación del virus, por ejemplo, también presentan una potencialidad de contagio.”
La urgencia de esta presentación
“Las recientes declaraciones de la Ministra de Salud de la Provincia, quien indicó que el momento crítico aún no ha llegado, y que se espera para las últimas semanas de julio, además de las muy bajas temperaturas que se están registrando, que son siempre una complicación para las afecciones respiratorias y que tienden a incrementar las consultas y ocupación del sistema sanitario son situaciones que nos mueven a la presentación de este proyecto, fundado en la necesidad de que lo que ya se está haciendo se vea reforzado y expandido, a los fines de garantizar la conservación de la hasta ahora muy buena situación sanitaria en materia de COVID-19 en la Provincia de Santa Fe”, finalizó el diputado provincial.