septiembre 21, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Advierten que el 75 por ciento de los hoteles irá a la quiebra

Hasta ahora solo abrió un 20 por ciento de los 111 establecimientos que existen en la ciudad. Ya se habla de la peor crisis en la historia del sector.

 

Fuente: La Capital

Apenas el 20 por ciento de los 111 hoteles que existen en la ciudad volvió a abrir sus puertas desde que se los habilitó a alojar personas que ejercen actividades esenciales o tienen permiso para circular en medio de las restricciones impuestas por la pandemia. El resto aún espera para funcionar nuevamente y algunos ya advierten que ese momento puede no llegar nunca. Gustavo Gardebled, vicepresidente primero de la Asociación Hotelero Gastronómica (Aehgar), señaló que hay emprendimientos en medio de procesos preventivos de crisis y otros no podrán retomar la actividad. “Si no se encuentra una solución de excepcionalidad, será imposible recuperar la normalidad”, subrayó el referente de uno de los rubros más castigados por la crisis sanitaria.

   Rosario tiene 111 hoteles que, entre todos, suman unas 10 mil plazas de alojamiento. Según datos de la Aehgar, del sector dependen unos 2.300 empleos en forma directa y casi el doble en forma indirecta. La ciudad es una de las plazas más importantes del país en organización de eventos y congresos, espectáculos o competencias deportivas masivas, turismo de fin de semana o de vacaciones de invierno. Actividades que serán las últimas en retomarse una vez domado el Covid-19.

   Gardebled presentó ayer los resultados de una encuesta realizada por la federación que nuclea al sector y que revela una caída del 97% de la actividad durante el mes pasado y pronostica un número similar para este mes. Según destacó, se trata de la crisis más grave que haya sufrido la hotelería y gastronomía en la historia del sector.

El relevamiento, realizado por la consultora Invecq, se llevó adelante durante los primeros días del mes para medir el impacto de la crisis sanitaria en el sector hotelero gastronómico. Los resultados son funestos, según destaca, de continuar este escenario de restricción, el 75% del total de alojamientos irían a la quiebra en un lapso de 2 a 9 meses.

“El escenario que estamos viendo es el más grave, prolongado e incierto de los que hemos atravesado”, señaló el vicepresidente de Aehgar y volvió a reclamar la sanciones de leyes y ordenanzas de emergencia “que asista a las empresas para mantenerlas vivas hasta tanto vuelcan a desarrollar una actividad normal”. Entre otros puntos apeló a la necesidad de que los emprendimientos no sigan acumulando pasivos, a través de la disminución de los cargos de impuestos y servicios.

“A diferencia de otras industrias, el turismo no puede fabricar y acopiar productos hasta que se movilice la demanda. El parroquiano que no llegó al almuerzo, al happy hour o al after office, se perdió”, comparó.

Con el agua al cuello

La encuesta de la Federación Empresaria Hotelero Gastronómica advierte también que el sector hotelero registra una recesión “tres veces superior al promedio de la economía del país”.

También advierte que apenas el 23 % de los empresario hoteleros pudo abonar el total de los salarios correspondientes al mes pasado a sus empleados. Sólo dos de cada diez pagó o proyecta pagar el aguinaldo completo.

Y se explaya sobre las deudas que está acumulando el sector. Por ejemplo, señala, apenas el 27 % pagó las tarifas de servicios públicos; sólo el 17.9 % pagó los impuestos y el 10.8 % pudo arreglar cuentas con sus proveedores.

Otro de los datos que se desprenden del informe se refiere al financiamiento bancario. Por parte de los hoteleros, el 56 % de los encuestados lo solicitó durante el mes de junio, y de ese total sólo el 36 % lo recibió, la mayoría correspondiente a una línea subsidiada. En cuanto a los gastronómicos, un 56 % solicitó financiamiento bancario en junio y un 44% lo recibió, también provenientes, en su mayoría, de una línea subsidiada.

El trabajo concluye que, de continuar este escenario, 7 de cada diez alojamientos irían a la quiebra en el corto plazo, lo que significaría una destrucción de puestos de trabajo registrados de entre 80.000 y 120.000 empleos durante este año.

“Los números expuestos —apunta el trabajo— fundamentan claramente el reclamo de la sanción de una ley de emergencia que asista a las empresas para mantenerlas vivas hasta tanto vuelvan a desarrollar una actividad normal”. Es decir, hasta que se habilite el turismo y se liberen las fronteras y las prohibiciones para circular por el país.

Auxilio para salarios y exenciones impositivas

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica cuestionó el proyecto que está en tratamiento en la Cámara de Diputados de la Nación que propone un “plan de auxilio, capacitación, infraestructura y promoción para el turismo nacional”, que ofrece fondos para capacitación y para inversión en infraestructura de las provincias, medidas que son insuficientes en un contexto de gravísima crisis como la que atraviesa la actividad.

“Un plan orientado a la capacitación del personal requiere necesariamente de la previa subsistencia de las empresas, que hoy están en riesgo”, advirtió en un comunicado y remarcó la necesidad de “la sanción urgente de una ley de emergencia que entienda y recepte la real situación del sector y que incluya medidas que aseguren hasta tanto se retorne a una actividad normal, la asistencia del Estado en el pago de los salarios; la reducción de las tarifas de los servicios públicos y el diferimiento de sus vencimientos; créditos a tasa cero y flexibles para capital de trabajo; exenciones impositivas; reducción del IVA en los servicios prestados por el sector”.