septiembre 19, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Efecto cuarentena: 16 mil adultos mayores ya reciben asistencia del municipio

En los últimos tres meses la cantidad de beneficiarios se duplicó. La angustia y los problemas emocionales se profundizan.

 

Por La Capital

En los últimos tres meses, la Municipalidad duplicó la asistencia de adultos mayores en el marco del programa Rosario Cuida a los Grandes. En tiempo de pandemia, la a iniciativa es un nexo permanente para sus beneficiarios. En la actualidad, más de 16 mil personas integran la red de acompañamiento digital y cuidados en domicilio.

   Los datos grafican la necesidad de la contención para este sector etario muy golpeado por los efectos del coronavirus y las restricciones que deben atravesar, en esta etapa de ascenso en la curva de contagios.

Los datos comparativos durante la pandemia así lo expresan. Desde el 20 de marzo al 29 de abril, se habían sumado en distintas instancias del programa Rosario Cuida a los Grandes 7.143 adultos mayores.

En tanto, al 31 de julio, la población registrada ya era de 16.371 adultos mayores, distribuidos en la red de acompañamiento telefónico y digital (12.856) y domiciliaria (3.515) .

   Así, hubo una duplicación del universo de estos grupos de riesgo en tan sólo tres meses. Cabe recordar que unos 1.600 adultos mayores asistían a los centros de actividades integrales y a la Escuela de Gerontología antes de la pandemia. Pero a ellos se agregan otros participantes de actividades que hasta febrero componían unos 3 mil en total.

   Una de las acciones inmediatas impulsadas por el municipio fue el lanzamiento en abril pasado de Rosario Cuida a los Grandes, un programa de cuidado y acompañamiento a los adultos mayores de la ciudad, que incluye contención psicológica y asistencia a domicilio en el marco de la pandemia.

El programa implica tres estrategias en simultáneo con tres objetivos específicos: la red de acompañamiento (telefónico y digital), la red de cuidados en domicilio y los espacios para aislamiento preventivo que se coordinaron con clubes e instituciones intermedias.

A través de diversas vías de contacto, cada beneficiario del programa recibe escucha y contención a cargo de trabajadores del municipio y de voluntarios. Incluso, en los casos en que haya una situación que requiere una escucha más especializada, se derivan a profesionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) para canalizarlos.

Las inquietudes llegan al 480-2443 y 480-2444 (int. 303/308), de lunes a viernes, de 9 a 18, o al WhatsApp (341-5-781674). También se puede descargar la aplicación Rosario Responde o comunicarse al correo electrónico adultosmayores@rosario.gob.ar.

El subsecretario de Desarrollo Humano, Lucas Raspall, indicó que hubo un crecimiento “exponencial al comienzo de la pandemia; ahora se ha estabilizado. Lo que sí cambió fue la complejidad y la calidad en las intervenciones”.

“El hecho de no ver a los hijos, nietos o vecinos es muy profundo porque han transcurrido muchos meses y por eso el acompañamiento telefónico suma mucho”, consideró Raspall. También es delicada la situación de aquellos adultos mayores que ya estaban solos en la prepandemia y también perdieron el contacto con sus círculos de sociabilización.

“Mes a mes se fueron agravando las situaciones de carencias estructurales, porque una cosa es soportar un mes, pero después resulta más difícil hacerlo durante tanto tiempo. Aparecieron pedidos de asistencia y acompañamiento que revelan necesidades más difíciles”, subrayó Raspall.

Una de las herramientas es el acompañamiento digital al que se puede acceder por Facebook de la Dirección de Adultos Mayores.

Allí hay propuestas de estimulación cognitiva, rutinas de actividad física, entretenimientos, lecturas, juegos y recomendaciones útiles frente al coronavirus.

Un aumento exponencial

“Arrancamos con la Colonia de Adultos Mayores, donde participaron cerca de 3 mil adultos y cuyas actividades culminaron en febrero. Y al día de hoy estamos en 16 mil personas con Rosario Cuida a los Grandes”, repasó el secretario de Desarrollo Humano, Nicolás Gianelloni. El funcionario indicó que una consecuencia de la pandemia fue llegar a mayor población de quienes habitualmente participaban de talleres y actividades. Se logró a través del rastreo barrio por barrio y vinculándolos al sistema de salud.