septiembre 22, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Llegan subsidios nacionales para el transporte

Los fondos llegarán esta semana y serán para pagar los sueldos de los choferes, que cumplen su sexto día de paro.

 

Por La Capital

En lo que resta de la semana, el Ministerio de Transporte de la Nación enviará a Santa Fe los dos meses de subsidios a los colectivos que estaban adeudados, para de esta forma ponerse al día y destrabar el paro decretado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Rosario, que va por su sexto día en esta etapa del plan de lucha.

A los 2.700 choferes de los servicios urbanos e interurbanos se les deberían acreditar unos 45 mil pesos a cada uno.

Mientras en Nación estiman que se enviarán los fondos para aplacar la conflictividad creciente en el interior del país, el secretario general de UTA Rosario, Sergio Copello, consideró que el corte del crédito laboral impulsado la semana pasada se extenderá por lo menos hasta “el próximo fin de semana”.

“Nos falta cobrar la primera mitad del aguinaldo y el 50 por ciento de mes del julio. Y el jueves o viernes tendríamos que cobrar agosto. Tenemos un acumulado de dos meses de sueldo sin cobrar”, calculó el gremialista.

Con una seguidilla de unos 60 días de paro a lo largo del año, la postura de los choferes es concreta. “Hay gente que la está pasando muy mal. Entendemos a los usuarios. Lo que más queremos es volver a trabajar y tener el dinero para sustentar a nuestras familias”, enfatizó Copello.

Sin embargo, una altísima fuente del Ministerio de Transporte que conduce Mario Meoni le confió información de primera mano a La Capital.

“Asumimos la demora en la publicación de los 10.500 millones de pesos de ampliación presupuestaria. Este trámite recién se concretó el martes pasado y genera que a posteriori hay que hacer la resolución administrativa de la Jefatura de Gabinete, para luego pasar los fondos al Ministerio de Economía. Esto está ya terminado”, destacó la fuente consultada.

Lo que resta concretar, en principio este martes es la resolución del Ministerio de Transporte de la Nación para materializar el envío de las partidas. Por eso, según esta fuente a más tardar el viernes se pagarán los fondos a las provincias.

“Vamos a pagar las dos cuotas que se adeudan correspondientes a los últimos dos meses de subsidios al interior. Se pagará esta semana, y luego para el mes entrante se busca estar al día con respecto a septiembre”, mencionó.

La promesa de normalización le traería alivio a un servicio de colectivos jaqueado por los sucesivos paros ante la falta de cobro en tiempo y forma de los colectiveros.

A su vez, pone sobre la mesa una vieja pulseada entre el interior del país y Capital Federal por la histórica inequidad entre el Amba y los colectivos del resto de la Argentina.

Por eso, pese a que las unidades porteñas son conducidas por unos 55 mil choferes y otros 34 mil lo hacen en el resto de los distritos, los subsidios que le llegan desde Nación no responden a un criterio de aporte para los salarios.

En el interior, el mayor problema en relación al Amba es la estructura de ingresos de los servicios de colectivos. Las provincias, incluida Santa Fe, lo tienen conformado en un 60 por ciento por tarifa y un 40 por ciento en subsidios (una parte son nacionales y otra son provinciales).

Desde el comienzo de la actual gestión nacional, el Ejecutivo triplicó los montos en subsidios, pero las provincias congelaron sus aportes. Por ello, se vendrá una fuerte discusión para el tercer trimestre cuando la Casa Rosada les exija a los gobernadores un mayor aporte, tal como lo exige el Fondo Covid; al igual que la implementación de la tarjeta Sube.

La estrepitosa caída producida por la pandemia en el transporte dejó a los colectivos del interior en un 45 por ciento de los ingresos. Hasta ahora, las jurisdicciones financiaron este desfasaje con una baja de las cargas sociales en los salarios y una disminución en las frecuencias. A partir del 2021 se vendrá una fuerte discusión en relación a montos,

“Todo está dado para que durante la semana se estén cobrando los dos meses”, dijo el funcionario. Un anhelo que esperan no sólo los colectiveros, sino el intendente Pablo Javkin y el secretario de Transporte santafesino, Osvaldo Miatello. Cabe recordar que tanto municipio como provincia ya adelantaron sus aportes correspondientes a septiembre para pagar una parte de los haberes de los colectiveros.

Con un valor estancado en 100 mil viajes diarios, lo que equivale a menos del 30 por ciento de los boletos vendidos en la prepandemia, los colectivos rosarinos y sus planes de lucha han dejado lugar a un aumento en medios alternativos como los taxis y las bicicletas públicas.

Según indicó la titular de la secretaría de la Movilidad, Eva Jokanovich los sucesivos paros a lo largo del 2020 en el transporte impulsaron a que los taxis tengan unos 10 mil viajes adicionales cuando no hay colectivos circulando. Si en un día con ómnibus se realizan entre 50 a 55 mil servicios de traslados en estos coches de alquiler, la cifra trepa a unos 65 mil diarios.

Al igual que los taxis, con el sistema de bicicletas públicas ocurre algo parecido. Existen alrededor de 1.200 viajes adicionales cuando no circulan colectivos, elevando la estadística a unos 3.800 diarios.

“Esto es una constante cada vez que hay paro”, narró Jokanovich para adelantar que una vez que se logre la normalización en los pagos a los choferes y se garantice el servicio, habrá que evaluar la ecuación entre pasajeros y kilómetros recorridos”, advirtió.