noviembre 29, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Según un estudio, el boleto debería costar 73,80 pesos

El Ente de la Movilidad definió este valor técnico en junio. Sigue el paro de colectivos por el cobro de salarios y aguinaldo.

 

Por La Capital

En el marco de un nuevo paro de los choferes de colectivos, que lleva ya casi una semana ininterrumpida y 65 días acumulados a lo largo del año, el Ente de la Movilidad ingresó ayer un nuevo estudio de costos al Concejo Municipal para ser analizado. El valor técnico estremece si se lo compara con los 32,50 pesos que hoy pagan los usuarios del sistema. Según los últimos datos, tomados en junio, el boleto debería costar 73,80 pesos, cuando la fórmula de hace un año daba 37,11 pesos. Los datos se dan en el medio de la protesta y la bronca de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que exige el cobro del 50 por ciento del sueldo y la mitad del medio aguinaldo.

El expediente ingresó sigilosamente por la mesa de entradas del Palacio Vasallo y en su contenido expresa la realidad de un transporte golpeado por los incesantes aumentos de los insumos (combustible, equipamiento, repuestos, material rodante), los reclamos de los choferes y las reiteradas demoras del gobierno nacional en girar los subsidios que corresponden hacia el interior.

Antes del valor técnico conocido ayer se habían brindado los datos de abril, que arrojaron: 63,30 pesos y junio pasado con un total de 73,81. Esta curva ascendente habla a las claras de un empujón inflacionario de sus variables, aun en plena pandemia y con el congelamiento de ciertos servicios.

>> Leer más: Paro de colectivos desde la cero hora de este … – La Capital

Y los desfasajes son cada vez mayores en relación a la última tarifa vigente desde el 29 de septiembre del año pasado, fijada en 32,50 pesos.

Cabe recordar que desde el comienzo de la pandemia en Rosario, y sus restricciones al uso del servicio de colectivos, la movilidad de los usuarios se redujo a un 25 por ciento respecto de la prepandemia. Hoy hay un promedio de unos 90 mil viajes, que distan mucho de los 400 mil realizados a mediados de marzo.

Bronca y expectativa

Mientras tanto, UTA Rosario sigue con el paro lanzado el 27 de agosto pasado. Días atrás, el titular del gremio, Sergio Copello fue contundente: “Va a llegar un momento en que la situación va a rebalsar. Es incomprensible que el Estado nacional, provincial, municipal y las empresas sean los responsables de que nos encontremos padeciendo hambre. Nadie redobla una partida presupuestaria o todos miran para otro lado”.

A esta altura de septiembre, a los choferes les deben un mes y medio de sueldos a lo que suman una cuota del aguinaldo y los bonos prometidos por el gobierno nacional. Todo ello, pese a que el sindicato flexibilizó su postura en cuanto al calendario de cobro y firmó el mes pasado “una tregua para garantizar la paz social”, que los incumplimientos en los cobros la fueron diluyendo.

También cabe recordar que tanto el municipio como la provincia adelantaron las partidas de septiembre que les correspondían girar y que fueron usadas para abonar una parte de los salarios de los choferes.

“Está todo firmado y aprobado. Es un tema de fondos económicos. No tiene otra justificación que no llegue el dinero a las provincias. Está todo al salir, pero no sale y en ese marco los trabajadores padecemos todo tipo de necesidades por no cobrar el salario, y esta situación es insostenible”, expresó en relación a las demoras de Nación para girar los subsidios al interior del país.

El Congreso de la Nación había aprobado, en el marco de la ampliación presupuestaria, un fondo para el transporte de 10.500 millones de pesos hasta diciembre, que deberán ser repartidos entre las provincias. El gobierno nacional arrastra una deuda con Santa Fe de dos meses en partidas. Cada mes debería aportar unos 200 millones de pesos (de los cuales 105 millones corresponden a Rosario).

En recientes declaraciones, Copello hizo una conjetura que despertó polémica: “Si Nación no envía el viernes los fondos o un día decide no aportar subsidios, ¿no hay más transporte en Rosario o en la provincia de Santa Fe?”, dijo para recordar que se acumularon más de 60 días sin transporte, de los últimos 120, y “siempre esperando los subsidios de la Nación”.

En esta línea, Copello apuntó a los empresarios del sector que “recaudaron durante los últimos 20 días y tampoco hicieron un aporte para que los empleados tengan un sustento mínimo. Todos están esperando los fondos de Nación, y si no llegan, ¿qué hacemos? ¿Van a dejar a la ciudad sin transporte y a nosotros sin cobrar salarios?”, advirtió para alertar que “llegará un momento en que esto va a rebalsar y entonces todo será muy complicado”.

Puede que te hayas perdido