noviembre 29, 2020

Radio Gran Rosario

FM 88.9 MHZ.

Se vienen las “súpermanzanas”, proyecto que busca devolver las calles a los peatones

 

 

Una iniciativa que espera pronta aprobación en el Concejo propone implementar -los fines de semana en cada distrito- espacios urbanos delimitados donde no haya circulación de autos

 

Por La Capital

El ordenamiento urbano de Rosario suma una iniciativa que ya tuvo despacho favorable en tres comisiones y que solo resta su aprobación por parte de los concejales en la sesión de la semana que viene: las súpermanzanas“Son un conjunto de manzanas urbanas que se configuran como célula o unidad urbana. En el interior de esta célula, se reduce al mínimo el tráfico motorizado y el estacionamiento de vehículos, para dar preferencia a la circulación de peatones en el espacio público”, explicó a La Capital el concejal Lisandro Zeno, autor del proyecto.

El proyecto busca “devolver” las calles a los peatones, en días y horarios determinados: al no permitirse en estas nuevas unidades urbanas la circulación de vehículos convencionales se pretende disminuir, en parte, la contaminación ambiental y sonora. “Tres comisiones le dieron el okey. La semana que viene, en la sesión del jueves 12, saldría aprobado. Esperamos que por unanimidad”, anticipó el edil,

La idea original es que se definan súpermanzanas en cada distrito. “La intención es que todas las personas, más allá del lugar de la ciudad en el que vivan, puedan experimentar lo que es una súpermanzana y la calidad de vida que le da a los vecinos”, resaltó el edil.

Las zonas que se sugirieron para implementar las súpermanzanas fueron Alberdi en el norte, Fisherton en el noroeste, plaza San Martín en el centro, barrio Triángulo en el oeste, Parque Casado en el sudoeste y las Heras en el sur. De todos modos, son sólo sugerencias y no están precisadas en el proyecto presentado. Para definir las zonas, deberían realizarse primero estudios y análisis por parte del Ejecutivo local.

Las pruebas pilotos se pensaron para los fines de semana. Comenzarían los viernes a las 18 y concluirían los domingos a la misma hora.

Según consta en el proyecto, esta nueva figura se encuentra presente en otras ciudades del mundo y es una manera no sólo de que los peatones ganen el espacio público, sino también reducir distintos índices de contaminación ambiental.

En sus redes, Zeno explicó el funcionamiento de las súpermanzanas en base a experiencias de otros lugares:

Se busca que el tráfico circule por las calles perimetrales para dejar las calles interiores para el uso de peatones y, eventualmente, vehículos de residentes, servicios de emergencias o carga y descarga. En todos esos casos, circulando bajo límites de zona calma.

“Las características principales de las súpermanzanas son, por un lado, la peatonalización, restricción al mínimo posible de velocidad de los vehículos (10 kilómetros por hora) o permiso de circulación a ciertos tipos de conductores y vehículos (vecinos, repartos, emergencias); por otro, no se puede atravesar por las súpermanzanas con vehículos a motor, lo que hace que no tenga sentido entrar si su destino no está en dichas vías internas, disminuyendo drásticamente el ruido y la contaminación en sus calles”, explicó Zeno.

El proyecto de la nueva figura urbana “se perfila como una solución integral que une urbanismo y planificación de la movilidad, con el objetivo de limitar la presencia del vehículo privado en el espacio público”, sostuvo.

La conformación de estas súpermanzanas, según el proyecto, contribuye a incrementar “la superficie calma y verde, da prioridad y facilidades para los ciclistas, reduce el número de siniestros viales y reactiva e incrementa la actividad económica, además de mejorar la autonomía de las personas para trasladarse”.

“El empoderamiento del peatón es lo que da sentido al conjunto de intervenciones con las que se perfilarán las súpermanzanas. Y todos somos peatones en algún momento del día”, concluye la iniciativa.

Puede que te hayas perdido